Dos empresas de transporte se disputan una parada metropolitana en Sigüeiro

la voz santiago la voz

Las empresas de transporte Autos Garabanxa y Castromil-Monbus mantienen un largo litigio por el derecho de recogida de viajeros en la confluencia de la avenida da Garabanxa y la N-550.

Esta disputa ha motivado la propuesta de modificación de la línea metropolitana entre Santiago y Oza dos Ríos, concedida a Autos Garabanxa, y que implica un cambio de la parada, ahora ubicada entre los números 9 y 11 de la avenida da Garabanxa y que la Xunta pretende trasladar hasta los números 25-27 de la misma vía, lo que la aleja más de la N-550, carretera sobre la que Monbus tiene competencia. Esta empresa dispone de la concesión de uso para el transporte de viajeros entre Sigüeiro y Santiago, una exclusividad que Autos Garabanxa no le reconoce, ya que recuerda que siempre tuvo derecho a disponer de una parada en la zona porque posee la exclusividad de la ruta entre Oza dos Ríos y la N-550.

El Ayuntamiento de Oroso se opone a esta modificación porque considera que el cambio perjudicará a los vecinos, que en su gran mayoría tendrían que recorrer una distancia mayor para utilizar el transporte metropolitano. Y esta modificación, añade el Concello, también generaría un coste económico innecesario a las arcas municipales, derivado del cambio de marquesina, que anteriormente tuvo que cambiar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dos empresas de transporte se disputan una parada metropolitana en Sigüeiro