la voz

1 La mala cara con la que comenzó el 2014 no frenó a decenas de compostelanos que decidieron calzarse ayer unos patines para comenzar el año con ímpetu. Si bien es cierto que el equilibrio jugó alguna mala pasada en la pista de hielo municipal, el ambiente festivo se hizo notar entre aquellos que se acercaron hasta la Alameda. La instalación permanecerá abierta una semana más, hasta el día 8, en horario de mañana y tarde, con sesiones nocturnas desde mañana hasta el domingo.

Las uvas más dulces

2 Una de las bienvenidas de año nuevo más dulces corrió a cargo de 170 pequeños de Ames. Los niños que participan en el programa Nadal Lúdico celebraron por adelantado la llegada del 2014 a las doce de la mañana del día 31 cambiando las uvas por bolitas de chocolate. Tras las campanadas, los pequeños de entre 3 y 12 años del EEI de O Milladoiro conectó a través de Skype con Argentina y Colombia para conocer cómo despiden el año en los países en los que en esta época coincide en verano.

Un canto a los mayores

3 El primer día del año también fue especial para los mayores de la residencia O Castro (Teo). Una veintena de voces de la Escolanía de la Catedral acudieron al centro para dedicar a los residentes el concierto de Navidad que interpretaron en Compostela. José Luis Vázquez dirigió el coro infantil, de entre 8 y 16 años, acompañado al piano por Mateo Iglesias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Patinaje, dulces y cantos para estrenar el año