Oporto nos come las «papas»

Margarita Mosteiro Miguel
marga mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

La compañía portuguesa TAP vende sus vuelos con traslado a Santiago

07 ago 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

De los pasajeros que entran por Oporto, un importante número tienen como destino Galicia y más concretamente Santiago. Y, aunque no todos deciden pernoctar en Compostela, el hecho de que dos empresas de transporte (Alsa y Autna) ofrezcan una amplia oferta de horarios a la semana para traslados directos a Santiago viene a confirmar que se trata de clientes que pierde Lavacolla por sus escasas conexiones internacionales.

Por su parte, la compañía aérea portuguesa TAP ofrece a sus pasajeros de vuelos internacionales el viaje en autobuses de la propia compañía a Santiago. Estos pasajeros no tienen que preocuparse de sus equipajes, que son trasladados directamente de las bodegas del avión al maletero del autobús. Al volver, el sistema es el mismo. Suben en Santiago y bajan en su destino final. Para este servicio cuentan con dos autocares que mantendrán la conexión diaria durante todo el verano. También suele ofertarse en temporadas altas para atender a los emigrantes gallegos en Brasil, Venezuela y Estados Unidos.

Se da la circunstancia de que los operadores internacionales tienen como referencia para implantar nuevos destinos en un aeropuerto el número de pasajeros que utilizan un segundo enlace aéreo para llegar a su destino final. Por ejemplo, si los pasajeros procedentes de Miami, Rio de Janeiro o Toronto tomaran después un avión desde Oporto para llegar a Santiago, la compañía aérea contabilizaría el volumen de negocio y podría terminar por implantar el vuelo directo. Pero al hacerse la conexión en autobús se pierde la referencia.