Composmotor cierra las puertas sin que se efectúe su compra

la voz

Composmotor Santiago ha decidido cerrar las puertas y bajar las persianas, tras varios meses de funcionamiento con un horizonte incierto al encontrarse sometida a un ERE y no surgir un comprador. La empresa es propiedad de José Caride, representante de la firma Hirma (grupo Moyvesa), y es concesionaria de las marcas Opel y Chevrolet para las zonas de Santiago, Ordes, Melide, Arzúa, Santa Comba, Padrón, Ribeira, Noia y Muros.

Los 42 empleados de Composmotor, que ahora se quedan en la calle, llevaban cuatro meses trabajando sin cobrar y realizando su labor con «paciencia, sacrificio e esforzos» a la espera de que se enderezarse la situación, lo que no ha llegado a ocurrir debido a la «incompetencia e falta de interés» de las partes involucradas en este proceso, según resalta la UGT.

Empresa, marcas, administración concursal y los posibles compradores se sitúan en el punto de mira del personal, que se siente «engañado». Los administradores concursales recibieron sendas ofertas de compra de la concesionaria, primero del grupo Pérez Rumbao, que desistió de seguir adelante, y posteriormente de Galbriza, sin que hasta el momento se concretara nada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Composmotor cierra las puertas sin que se efectúe su compra