Crecen 8 centros y 5 van a menos en la ciudad y comarcas

La Voz

SANTIAGO

17 jun 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

En las previsiones de la planificación del próximo curso, además de prescindir de la escuela rural de Feáns-Villestro, Educación anuncia que prevé suprimir enseñanzas en otros dos centros de la comarca compostelana: en el de Xixirei, en el municipio de Trazo; y el de Piñeiro, en Rois, que se quedarán sin oferta de la unidad de primaria que tuvieron en funcionamiento en este curso.

Otros once centros se verán afectados por cambios, de los que ocho crecen y tres irán a menos.

En principio, el que experimentará un mayor estirón será el centro de infantil y primaria de Sigüeiro (Oroso), que pasará de 34 a 39 docentes, con 5 más en plantilla: dispondrá de 4 docentes a mayores para tres nuevas unidades de infantil, y otro más para una unidad que se adiciona de primaria.

Aumentarán plantilla de profesorado también tres colegios públicos de Santiago (dos docentes el de Vite, uno el Ramón Cabanillas, y otro el Apóstolo Santiago). En otros municipios de las comarcas aumentará el personal en la plantilla de maestros del centro de Ramallosa (Teo), que tendrá dos más (uno de infantil y otro de primaria); en el de Barouta (Ames) que tendrá 3 docentes a mayores (dos de infantil y un orientador compartido); en el de Milladoiro (Ames), que dispondrá de un orientador compartido; y en el Flavia (Padrón), que aumentará en un docente más de infantil.

Respecto a los centros que van a menos, son los de Fonte-Díaz (Touro), Bembibre (Val do Dubra) y Mesón do Bento (Ordes), donde se suprime una plaza (de infantil en Touro, de primaria en Bembibre, y de orientación en el de Mesón).

Cumplir promesas

Anxo Louzao, secretario de CIG-Ensino, sindicato mayoritario en la enseñanza no universitaria, afirma que en la reunión entre centrales y consellería del viernes insistirán en recordar a los altos cargos de Educación que las promesas pendientes de cumplir «en especial a de rebaixar a media de escolares de infantil a 15 por aula. Aínda hai moitos centros no país que están lonxe de conseguir ese obxectivo e que teñen 25 por aula, e nestes últimos anos a consellaría non puxo en andamento ningunha medida efectiva para atinxir aquel obxectivo».

También propondrán «que as supresións de unidades e centros sexan as menos, pois as prazas docentes existentes son moi necesarias para conseguir un ensino máis personalizado e atallar o fracaso escolar».

En la comarca hay centros como el Guerra Campos de Bertamiráns y el de Ortoño que comparten profesional de orientación, cuanto tienen 27 y 18 unidades respectivamente, por lo que se justificaría uno en cada centro. Y también se precisan más plazas para llevar a cabo el acuerdo firmado el año pasado, agrega Louzao.