«Voy al psicólogo al gimnasio»

SALUD

ANGEL MANSO

Los nuevos centros deportivos son instalaciones en las que triunfan las sinergias. Profesionales de diferentes disciplinas conviven para ofrecerte el mejor servicio. Los gimnasios tradicionales ya son casi historia

03 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los clásicos gimnasios de barrio en los que solo hacías pesas son ya historia. Apenas quedan unos cuantos. Lo que se lleva ahora son los centros multidisciplinares en los que hasta dispones de psicólogo. La cada vez mayor preocupación que tenemos por la salud ha llevado a que diferentes profesionales hayan generado sinergias a la hora de ofrecer sus servicios. Porque, tan importante es hacer tu rutina física diaria, como cuidar tus pies, llevar una dieta adecuada o someterte a una sesión periódica de fisioterapia. Y, si puedes tenerlo todo en uno, por qué no aprovecharlo.

Como hizo Pedro. Al cumplir los 50 apostó por unos hábitos de vida saludable y se anotó a uno de estos centros: «Quería bajar peso y ponerme un poco en forma. En el propio gimnasio me pusieron en contacto con la nutricionista, para que esta me pautara la alimentación. Como de pronto iba a pasar de no hacer nada a practicar deporte y, además, cambiar mi dieta, la propia nutricionista me derivó al psicólogo para poder realizar todo el proceso con garantía de éxito. Llevo ya un tiempo y me está ayudando mucho a no decaer en esos momentos en los que te sientes más débil mentalmente», relata.

José Fernández Rey ha sabido adaptar la psicología a las necesidades de personas como Pedro. Taekuondista de élite, está habituado a trabajar con deportistas de alto nivel. Sin embargo, entiende que últimamente hay una demanda de estos servicios más allá del deporte federado. «Todavía es algo que no está excesivamente arraigado, pero sí que empezamos a ser requeridos. No es fácil que alguien, de la noche a la mañana, cambie sus hábitos. Y cualquier ayuda es buena». Además, él colabora con JFR Servicios Deportivos, que dirige su hermano, Juan, en donde el asesoramiento va dirigido también a jóvenes taekuondistas: «Establecemos diferentes estrategias de trabajo con los niños: desde cómo conseguir mejorar el comportamiento de algunos más difíciles hasta elaborar sistemas de puntuación para lograr el cambio de cinturón más allá de las cualidades deportivas de los pequeños», relata. En su horizonte está el asesoramiento individual a cualquier cliente del centro.

Para Martín Otero, uno de los fundadores de ATP Entrenamiento Personal, esta tendencia no es otra cosa que «una estrategia de personalizar y socializar los hábitos saludables». Así nació su primer centro y de esta forma lo han enfocado con un equipo de profesionales que en la actualidad incluye entrenadores personales y de grupo, nutricionistas y fisioterapeutas, más allá de ofertar podología y medicina del deporte.

«Cuando abrimos nuestro primer centro, empezamos con entrenamiento personal puro y duro. Nuestros clientes nos exponían sus necesidades y nosotros tratábamos de asesorarlos. El entrenador no tiene por qué ser la pieza más importante de ese proceso de adoptar hábitos saludables. Al principio, derivábamos a profesionales externos, pero pensamos que incluirlos en nuestro equipo podía ser beneficioso porque nos servía para controlar un poco mejor los objetivos de nuestros clientes. Y poco a poco vamos incorporando más disciplinas a nuestras instalaciones», subraya Otero.

La nutricionista Irene Mirás es una de las profesionales que colabora con algunos centros deportivos que han apostado por la oferta multidisciplinar. Exdeportista de alto nivel no entiende la actividad física de un modo aislado. Para ella la salud es la unión de diferentes factores. Así, habla de su especialidad. «La nutrición deportiva como tal requiere un contacto continuo entre entrenador y nutricionista. Está la opción de que el paciente te vaya informando de los entrenamientos, pero tampoco tiene por qué saber exactamente ni lo que hace ni cómo explicarlo. Así que lo idóneo es el contacto directo con su entrenador. Formando parte de un equipo multidisciplinar es más sencillo. Y lo mismo para luego comunicarse también con el psicólogo». Un triángulo (preparador, nutricionista, psicólogo) que a ella le funciona muy bien.

Otra propuesta que hacen los centros deportivos más actualizados es la de una valoración previa. Por unos doscientos euros (depende de cada sitio) se puede realizar una completa, que incluiría valoración artromuscular, antropométrica, neuromuscular y fisiológica. Esto garantiza al usuario el perfecto abordaje de sus necesidades.

Derivar al especialista

Lo explica Héctor Lorenzo, CEO de Ecosport Barbanza: «No todo el mundo que se presenta en unas instalaciones como las nuestras sabe en qué estado llega y lo que precisa. Por eso, nosotros recomendamos estas valoraciones. A partir de ahí, derivamos al especialista correspondiente, que en unos casos puede encontrarse dentro de nuestro centro y, en otras ocasiones, fuera. Pero lo importante es que haya una coordinación entre todos para ofrecer el mejor servicio. Se trata de adaptar el entrenamiento a las necesidades de cada persona, puesto que las condiciones cambian en cada caso».