España, de rebote y gracias

José M.Fernández

RUSIA 2018

Los de Hierro se sitúan líderes del grupo B tras una sufrida victoria (0-1) frente a Irán, que ofreció una digna resistencia

21 jun 2018 . Actualizado a las 16:26 h.

Por la mínima. Con sufrimiento y tras aprovechar un rebote. España encarriló el pase a octavos de final del Mundial tras derrotar a Irán, un rival que opuso férrea resistencia durante toda la primera parte y que no se entregó hasta el pitido final. Fue un monólogo español, pero que sonó desafinado durante buena parte del encuentro, pese a que se encontró con un equipo atrincherado en su propio campo, que no buscó más contras que las que le proporcionó algún despeje o un balón parado. A los iraníes les servía el empate y a ello se aplicó. En su haber, un loable esfuerzo defensivo; en su contra, la nula voluntad de exponerse a jugar el fútbol. Eso sí, cuando encajó el tanto made in Diego Costa su único plan fue buscar un balón parado. No estuvo lejos de conseguir su propósito.

Ahora, independientemente de lo que suceda en la última jornada entre Portugal e Irán, a la selección le llega con el empate frente a Marruecos. En cualquier caso peleará por la primera plaza del grupo. Esperan ya Rusia y Uruguay.

Debería haber sido un trámite, pero España se encontró con ese tipo de rival claramente inferior, con el plan muy claro y dispuesto a no dar ni una facilidad. Y el juego español se atascó. En el día del examen de De Gea y de Carvajal -su primer partido tras la lesión en la final de la Champions-, el combinado español salió airoso por los pelos de un planteamiento inicial excesivamente plano y previsible. De hecho, pese al abrumador domino español (cerca de un 80 % de la posesión), el guardameta iraní no pasó apenas apuros apuros en los primeros 45 minutos y en la segunda parte, solo se le puso a prueba en una par de ocasiones. Un par de disparos sin excesivo peligro de Silva, un lanzamiento co intención desde fuera del área de Busquets y para de contar. Muy poca producción para un equipo que arrancó el Mundial con tres goles frente a la campeona de Europa y que está en el grupo de candidatos al título.