¿Por qué los jugadores de Irán se negaron a cantar su himno?

A. Gómez COLPISA

QATAR 2022

HANNAH MCKAY | REUTERS

Los aficionados iraníes acompañaron la protesta con sonoros pitidos hacia su Gobierno

21 nov 2022 . Actualizado a las 19:09 h.

La selección de Irán llevó a cabo este lunes una inédita acción de protesta en el Mundial, al negarse sus futbolistas a cantar el himno nacional de su país en el Estadio Internacional Khalifa antes del partido contra Inglaterra. Los jugadores iraníes se rebelaron contra su gobierno tras el asesinato de la joven Mahsa Amini por llevar mal puesto el velo, y antes de disputar su primer encuentro en el Mundial de Qatar protagonizaron una respuesta también respaldada desde las gradas con silbidos por parte de sus aficionados.

Los futbolistas iraníes quisieron mostrar su compromiso con su pueblo y, especialmente con las mujeres. Los internacionales convocados por el portugués Carlos Queiroz permanecieron en silencio mientras sonaba el himno de su país, aunque al acabar la melodía gritaron «¡Irán, Irán!». Los aficionados iraníes también irrumpieron entonces en aplausos y gritos de ánimo a su selección.

Woman life freedom (Libertad para la vida de las mujeres), se pudo leer en una gran bandera de Irán colocada en la grada del estadio Khalifa. Otros seguidores portaron carteles con los colores de la bandera de Irán y similares demandas.

El pasado 14 de septiembre Mahsa Amini fue detenida por la policía de la moral por llevar mal puesto el velo y vestir unos pantalones demasiados ceñidos. La joven iraní de 22 años fue reprimida por la policía y falleció a causa de un golpe en la cabeza. Desde entonces, las revueltas se han sucedido en el país y este lunes encontraron el apoyo escenificado por los futbolistas presentes en el Mundial.

Sardar Azmoun, el 9 perseguido por el régimen iraní

Iván Martín

El 27 de septiembre, la selección de Irán saltó al césped en Viena con la mente alejada del fútbol, aprovechando los jugadores el amistoso ante Senegal para una causa mayor. Mientras sonaba el himno de su país, los del golfo pérsico, cabizbajos, lucían chaquetones negros sin escudo ni símbolos patriotas. Fue la manera de protestar silenciosamente por la muerte de una compatriota golpeada brutalmente por la Policía de la Moral iraní como castigo por no llevar el velo «correctamente». Su pecado, dejar a la vista un pequeño mechón de pelo. La joven Mahsa Amini, arrestada el 14 de septiembre, entraba en coma por los golpes que recibió en la cabeza y moría dos días después. «No puedo quedarme callado. Si el castigo es ser expulsado de la selección, es un pequeño precio a pagar por un solo mechón del pelo de una mujer iraní. Deberían avergonzarse por la facilidad con la que pueden asesinar a una persona. Larga vida a las mujeres iraníes», escribió en sus redes sociales Sardar Azmoun (27 años) para justificar aquella protesta.

Seguir leyendo