División en la comunidad escolar de Portonovo, que inicia el curso el jueves

Marcos Gago Otero
marcos gago SANXENXO / LA VOZ

SANXENXO

Ramón Leiro

Protesta de un grupo de padres y disculpas del jefe territorial de Educación

14 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El retraso de las obras de la reforma del colegio de Portonovo tiene dividido a la comunidad educativa. Mientras un grupo de padres se concentró a la entrada del centro educativo ayer por la mañana, dentro se celebró una reunión con la Anpa -que no respaldaba la movilización-, el alcalde de Sanxenxo, la empresa adjudicataria y Educación. Al término de la reunión, el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, anunció el compromiso de que el curso se iniciaría el próximo jueves y pidió disculpas por el retraso sufrido en los trabajos.

Elsa Estévez, una de las madres que protestó ante el colegio lamentó que se hubiese tardado tanto tiempo en empezar la obra y criticó la improvisación con la que se actuó después, ya que en menos de una semana se cambió tres veces la fecha de comienzo: viernes, lunes y ahora jueves. «Nós tamén temos que conciliar, e non pode ser que cada semana nos cambien o día de comezo do colexio», criticó. Además, indicó el agravio comparativo frente a Vilalonga, donde se inauguró un colegio nuevo, mientras que en Portonovo, el curso empezará con retraso.

Estévez ve difícil que las clases puedan comenzar con normalidad, porque hay todavía mucho trabajo que hacer en el tejado y en la carpintería exterior y ventanas. Además, indicó que los profesores están ya trabajando, pero no en las condiciones óptimas para el desempeño de sus cometidos. Esta madre cree que no se programaron bien los tiempos.