Pontevedra seguirá cerrada y con el mismo nivel de restricciones

El área sanitaria sumó ayer 59 positivos, el doble de los registrados un día antes


pontevedra / la voz

El año nuevo no trae mejoras en la calificación que el comité clínico hace de Pontevedra, atendiendo a su situación derivada del covid. El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés sumó en la última jornada 59 positivos, el doble de los registrados en la jornada anterior. Con este último incremento se eleva la cifra hasta los 731 contagiados, de los que 39 están ingresados en planta -34 en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra y 5 en el Hospital do Salnés- y ocho pacientes evolucionan en la unidad de cuidados intensivos. La baja cifra de contagios del día 3 de enero, con solo 23 casos, podía estar relacionado con las pocas PCR realizadas. Tan solo 288 pruebas.

Sin embargo, este lunes se incrementó ligeramente el número de pruebas y de las 348 que se realizaron, hubo 59 positivos. Y 38 altas. La tasa de positividad sigue por encima del 5 % (6,83 %), lo que supone que los contagios no están controlados y la incidencia a 14 días en el área sanitaria es de 204 casos por cada cien mil habitantes. A nivel de concellos, Pontevedra baja esta incidencia hasta los 154 casos por cada 100.000 habitantes y numero reproductivo está en 0,90. Aunque este dato es positivo y el mejor de todas las ciudades gallegas, ha empeorado en los últimos días.

Pontevedra tiene 154 casos activos, once más que el día anterior, mientras en Sanxenxo se eleva hasta los 35, dos más que la víspera. En Marín hay tres casos más y son ya 49 positivos, al igual que Bueu, que registra 61 casos, uno más en la última jornada. Poio es el único que se mantiene invariable con 42 casos activos.

Ante esta situación, el comité clínico que fija el nivel de restricciones para cada concello reunido ayer en Santiago decidió mantener a Pontevedra, junto a Marín y Poio, en cierre perimetral y un nivel de restricciones medio alto. El comité clínico que asesora a Sanidade sitúa el escenario en el área sanitaria con 16 a 11 los municipios con algún tipo de limitación, ya sea en el funcionamiento de la hostelería o en la movilidad e interacción de sus habitantes. En nivel máximo siguen O Grove y Sanxenxo, que tienen cierre perimetral conjunto, Bueu y Cambados. En nivel medio alto se encuentran Pontevedra, Marín y Poio, que tienen cierre perimetral, Barro, Meaño, Vilagarcía y A Illa de Arousa. Finalmente, en nivel básico queda Soutomaior. Cinco concellos quedan libres de restricciones al pasar del medio al básico. Son Cerdedo-Cotobade, Ponte Caldelas, Vilaboa, Meis y Ribadumia.

El gerente del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, José Ramón Gómez, declaró ayer que la situación en Pontevedra y comarca está evolucionando «razoablemente ben». Según explicó, lo que se busca es que la tasa de incidencia sea estable «á baixa», lo que determinaría que la ciudad pudiese encaminarse a un levantamiento de las restricciones, que de momento no se producirá. «Non queremos que se levanten restriccións e seña necesario establecelas unha semana ou dez días despois», explicó el gerente. Eso no será posible hasta conseguir unas «cifras sólidas» que determinen esa tendencia a la baja consolidada y en las que influyen muchos factores, como el número de pruebas PCR realizadas, cribados masivos o el estado de las uci.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pontevedra seguirá cerrada y con el mismo nivel de restricciones