Sobral: «O meu compromiso é terminar este último mandato»

El alcalde de Poio se jubila y anuncia que no se presentará más


Poio / La Voz

«Xa son pensionista». Con estas tres palabras, el alcalde de Poio, el regidor nacionalista más antiguo de Galicia, confirmó este martes su jubilación y, por tanto, su renuncia a la dedicación exclusiva que viene percibiendo.

Luciano Sobral, en todo caso, remarcó que esta situación no afecta a su situación como alcalde, toda vez que «a miña intención, polo menos de momento, é aguantar este catro anos». Anunció que, si bien «o meu compromiso é terminar este mandato», este «vai ser o último», por lo que, en principio, se descarta para encabezar la lista del BNG de Poio en las próximos comicios municipales.

Insistió en que lo único que cambiará a partir de ahora «é a miña situación económica, pero a miña implicación permanece intacta». A este respecto, aludió que el suyo no es un caso inusual en la política gallega, toda vez que «en varios concellos de Galicia nos que gobernan diferentes cores políticas xa se deron casos de alcaldes que decidiron continuar exercendo renunciando á súa dedicación e acolléndose á pensión á que teñen dereito como xubilados».

La renuncia y traspaso de su dedicación exclusiva a la concejala Marga Caldas, edila de Seguridade Cidadá y Deportes, será abordada este jueves en la comisión extraordinaria de Facenda. Desde el Concello de Poio destacaron que esta medida implica que «tamén deixará de cobrar por asistencia aos órganos colexiados, entre os que se inclúen sesións plenarias e comisións informativas».

Luciano Sobral entiende que, de este modo, Marga Caldas podrá centrarse «ao 100 % na xestión municipal», al tiempo que resaltó el rol de la concejala durante estos meses como responsable de coordinar la Comisión de Emerxencias do Covid-19. «Nas circunstancias na que nos atopamos na actualidade, faise máis necesario ca nunca que a persoa responsable destas áreas poida dedicarse a tempo completo ao Concello e en dar resposta ás necesidades da veciñanza», añadió el alcalde de Poio.

La modificación, que deberá ser aprobada posteriormente por el pleno municipal, no supone «ningún cambio nin ningún custo a maiores no que respecta ao reparto de dedicacións do goberno local». Así, Sobral aludió a que el acuerdo de gobierno estableció que el BNG disponga de dos dedicaciones exclusivas, que recaían en Luciano Sobral y Raquel Rodríguez, mientras que el PSOE tenía una exclusiva -Chelo Besada- y otra parcial -Rosa Fernández, titular del área de Benestar Social- y Avante Poio, una exclusiva en manos de su única concejala, Silvia Díaz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Sobral: «O meu compromiso é terminar este último mandato»