Por amor a la comida sana

Tres jóvenes profesionales crean Leiras do Lérez, una red de consumo responsable

.

pontevedra / la voz

Macarena Gándara es traductora jurada, María Bariego, museóloga y Eduardo Seisdedos, un papá recentísimo. Desde ayer a las 10.30 de la mañana. Y, además, es ingeniero y el ideólogo de Leiras do Lérez. Estos tres profesionales, tan alejados vocacionalmente que no habrían coincidido si no fuese en el coworking Arroelo, están a punto de poner en marcha un proyecto conjunto que saben que «económicamente, desde luego, no va a ser nada rentable», pero que sí promete darles más quebraderos de cabeza de los que ya trae de por sí la vida personal -María también tiene un pequeño al cuidar- y laboral a cada uno de ellos.

Entonces, ¿por qué lanzarse a él? Primero, por amor al consumo responsable. Los tres eran clientes individuales de diferentes plataformas o negocios que promueven los productos de calidad y proximidad. Segundo, porque detrás de ellos está una plataforma mundial, La Colmena que Dice Sí, que les está ofreciendo todo tipo de apoyo y asesoramiento -«son muy europeos en la gestión», añade Macarena-. Ya han visitado varias «colmenas» similares en otros puntos de España, ya que en Galicia será la primera en operar. Y tercero, porque Edu las convenció. Llevaba tiempo queriendo importar este modelo, que tanto se lleva en el resto del Viejo Continente a Galicia.

Así que se pusieron manos a la obra y, antes de que les diera tiempo a percatarse de lo que están a punto de poner en marcha, el boca a boca les trajo el mínimo de clientes que se exigen, noventa. Fue en alrededor de mes y medio y sin ninguna campaña de publicidad. Y el número sigue creciendo. Ya tienen un centenar. Esta fue la cuarta razón de que se decidieran a meterse de lleno en el proyecto. El objetivo es presentar a productores y consumidores y, de paso, crear una tejido social que fomente esta clase de consumo, y que se encontrará en el punto de recogida, el coworking, todos los jueves por la tarde. Y, aunque la plataforma mundial no está orientada a promocionar los productos ecológicos, ellos sí. «En las ciudades grandes, como Madrid, es complicado encontrar productos de proximidad, pero en Galicia, no. De modo que hemos decidido ofrecer alimentos lo más naturales y sanos posible», explica Bariego.

Por eso les resultó extraño que fueran precisamente los productores los más reacios a entrar. Entre que es la primera vez que oyen hablar de un sistema de distribución de estas características y que el verano suele ser una temporada de mucha actividad a nivel de ferias y compromisos, la incorporación, esperan los tres promotores, se irá haciendo paulatinamente. Eso sí, para evitar la competitividad entre los miembros de la plataforma, de ciertos alimentos -como de verduras o frutas- solo se admitirá un productor. De otros, como conservas o dulces, más.

Y, así, los primeros en probar este altavoz del consumo responsable en Galicia serán un productor de huevos ecológicos, uno de pan (ecológico y normal, de Vigo), galletas ecológicas (de Padrón), carne de razas autóctonas (tanto de porco celta como de vaca, de Moraña), uno de fruta ecológica y otro de verdura de las mismas características (de Vigo y Lalín, respectivamente), uno de legumbres y uno de conservas (de León, ya que la distancia máxima a la que puede estar el productor son 250 kilómetros). La inauguración, en forma de cata, será el día 27.

Votación
8 votos
Comentarios

Por amor a la comida sana