Cumpleaños más que centenarios en Marín y Sanxenxo


pontevedra / la voz

Antonio Bonaque, a sus 104 años, y Josefa García, a sus 102, son el abuelo y la abuela respectivos de Marín y de Sanxenxo, y que ayer precisamente soplaron las velas de sus cumpleaños, rodeados de sus familiares y amigos. Algo debe tener el 3 de enero para coincidir ambas celebraciones, que esperemos que puedan repetir en el 2020.

Bonaque nació en 1915 en la localidad andaluza de La Garrucha, el mayor de varios hermanos y que pasó su infancia y juventud en Francia, donde inició su carrera profesional como inspector de seguros. Después del servicio militar, se trasladó a San Fernando (Cádiz) en 1936, poco antes del comienzo de la Guerra Civil, y ya no pudo regresar a Francia a reunirse con su madre y sus hermanos hasta 1945.

Integrado en la plantilla de la Escuela Naval como administrativo, se mudó en 1943 a Marín, casado ya con Isabel Belizón. En la Academia de la Armada trabajó 42 años hasta su jubilación, como explicó su hija Cristina hace cuatro años, el día en que Bonaque pudo celebrar por última vez en público su cumpleaños. Desde entonces su salud no le permite salir a la calle como lo hizo hasta los cien años.

Por su parte, Josefa García celebró en el hogar familiar, también rodeada de los suyos, sus 102 años, en su casa de Dadín, en Nantes. Esta centenaria sanxenxina es la vecina empadronada de mayor edad en el municipio y ayer la visitó el alcalde, Telmo Martín, para felicitarla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cumpleaños más que centenarios en Marín y Sanxenxo