El centro que se resiste al copago

O Saiar celebró ayer sus 29 años formando con diversos talleres a personas adultas con discapacidad psíquica. La jornada festiva no dejó de lado la reivindicación


caldas / la voz

El Centro Ocupacional O Saiar de Caldas de Reis celebró ayer su 29 aniversario con una jornada de convivencia de puertas abiertas y una sesión de baile amenizada por un grupo de música. En estas instalaciones, cuyos terrenos fueron cedidos en su día de forma gratuita por los comuneros de Saiar, reciben formación unos cuarenta adultos con diferentes grados de discapacidad psíquica. Estos usuarios aprenden un oficio en los cuatro talleres que tiene el centro: carpintería, encuadernación, cestería y jardinería.

Aunque la del viernes fue una jornada festiva, a la que se invitó a autoridades y familiares, no faltó la reivindicación. Usuarios y allegados, que proceden de varios municipios de la comarca, llevan oponiéndose desde finales del 2012 a la aplicación de un copago por parte de la Xunta.

«Presentamos unos recursos de alzada y nos están contestando que hay que efectuar el copago. Estamos estudiando qué vamos a hacer, porque hay chicos con pensiones de poco más de 300 euros que tendrían que pagar 400 euros al mes y eso no puede ser», comentó Fátima Fernández, presidenta de la ANPA O Saiar. La abogada de la asociación, Begoña García, aludió a que la Xunta legisló y el copago está regulado, por lo que el siguiente paso sería la presentación de un contencioso. Una decisión que se estudiará con el asesor jurídico del Concello de Caldas, aunque se trata de una vía judicial larga y costosa. Para la letrada de la asociación en el caso de O Saiar el copago tiene ciertas contradicciones. «La mayoría de los usuarios tienen reconocida una ayuda por la Ley de Dependencia y casi todos prefirieron estar en un centro que cobrar la ayuda económica», señaló.

Aunque los terrenos sobre los que se levantó el centro fueron cedidos de forma gratuita por los comuneros para unos usos y fines concretos, la abogada apuntó que de ese acuerdo apenas hay documentación por escrito. «Lo que está claro es que si se implanta el copago algunos chicos se tendrán que ir para su casa porque no podrán pagarlo», remachó.

Al margen de la batalla contra el copago, otra queja de los familiares es el mal estado que presentan las instalaciones. Alguno llegó a decir que «llueve dentro» y que se «cae a cachos».

Integración social y laboral

La directora xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade de la Xunta, Fabiola García, se desplazó ayer a O Saiar para conocer el trabajo que se realiza cada día en el centro ocupacional. Lo calificó de «moi importante para axudar á integración social e laboral destas persoas, así como para dar apoio aos familiares».

La directora xeral reiteró el «compromiso» del Gobierno gallego en la atención a la discapacidad al incrementar un 8,6 % la partida económica destinada a este fin en los presupuestos del 2018, hasta alcanzar los 102,8 millones de euros. Fabiola García señaló que ese incremento permitirá, entre otras medidas, la creación de nuevas plazas, aumentar los convenios de colaboración con entidades y federaciones, y reforzar la orden de ayudas a ayuntamientos para la mejora de la accesibilidad en espacios y edificios públicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El centro que se resiste al copago