El reto de Alfonso Rueda

PONTEVEDRA

Alfonso Rueda, atendiendo a los medios de comunicación esta semana en una visita a las obras en la EDAR de Os Praceres
Alfonso Rueda, atendiendo a los medios de comunicación esta semana en una visita a las obras en la EDAR de Os Praceres ADRIÁN BAÚLDE

El pontevedrés, próximo presidente de la Xunta de Galicia, tiene por delante dos años de «MIR», antes de las reválidas de las elecciones generales en 2023 y autonómicas en 2024

17 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En cuestión de unas pocas semanas, Alfonso Rueda Valenzuela, pontevedrés que cumplirá 54 años el 8 de julio, se convertirá en el sexto presidente de la Xunta desde que Galicia es comunidad autónoma. Y en el primer titular del gobierno gallego, nacido y vecino de la ciudad del Lérez.

A diferencia de Albor, Fraga, Touriño y el propio Feijoo que lo hicieron después de respectivas elecciones autonómicas, Rueda llegará a la jefatura del gobierno gallego mediante la renuncia del actual presidente y la convocatoria de una sesión de investidura a mitad de mandato. Un proceso atípico que no tiene precedentes en la reciente historia política de nuestra tierra. Solo cabría equipararlo, por lo imprevisto, con la moción de censura que tumbó en 1987 a Gerardo Fernández Albor y que posibilitó la investidura del socialista Fernando González Laxe, al frente de un gabinete de coalición con la ayuda clave y protagonismo esencial de Xosé Luis Barreiro.

Casi en paralelo, Alfonso Rueda también asumirá la presidencia del PP de Galicia, en un congreso extraordinario que mañana será convocado por la junta directiva regional. Un congreso que —muy probablemente— se celebrará en la ciudad de Pontevedra y al que Rueda llegará como «primus inter pares», después de 16 años siendo la persona de más confianza de Feijoo.