Derrota clara del Cisne en casa

A. Davila PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Ramón Leiro

Balonmano El seleccionador nacional, Jordi Ribera, estuvo viendo el partido

08 may 2021 . Actualizado a las 22:29 h.

El Benidorm se impuso con solvencia al Dicsa Modular Cisne en un partido que se resolvió en los primeros minutos de la segunda parte. Los locales podían meter ayer hasta a 300 aficionados para ver el partido y el duelo contó con un espectador de lujo. El seleccionador Nacional español, Jordi Ribera, presenció el duelo desde las gradas del Municipal.

A pesar de ser el primer partido del Cisne desde su recientemente consumado descenso de categoría, el equipo que entrena Jabato no bajó los brazos. Sabedor de que de su rendimiento en pista depende el futuro de muchos otros equipos en Asobal, los blancos no dejaron de competir en ningún momento contra un Benidorm también metido en la lucha por evitar el descenso y que se impuso gracias a dos parciales al final del primer acto y al comienzo del segundo.

En lo que es una clara declaración de intenciones de cara a lo que está por venir en el curso venidero, Jabato quiso repartir mucho los minutos entre todos los jugadores de la plantilla y dar protagonismo a jóvenes de la casa como los extremos Carlos Álvarez y Mateo Arias, que partieron en el siete inicial.

Tras el intercambio de goles inicial, una sequía de cara a puerta de los locales le permitió al Benidorm conseguir su primera ventaja clara del partido gracias a un parcial (1-4) en los últimos compases del primer acto. El tanto del ex teucrista Borja Méndez permitió a los visitantes irse tres arriba al descanso (12-15).

La renta visitante fue a más tras un errático regreso de los vestuarios en el que los de Jabato no conseguían ser efectivos en ataque y penalizaban sus pérdidas con contragolpes en las que otro ex del Teucro como Iván Rodríguez castigó a los de casa para doblar el colchón de goles del descanso (15-21).

Pese a la renta conseguida a su favor el final del choque no fue ni mucho menos plácido para los visitantes, que vieron como el Cisne reducía distancias e incluso dispuso de bola para ponerse a un tanto de diferencia en el último minuto.