Comprar en la plaza a golpe de clic

De la iniciativa privada surge una web que arrancará con una decena de puestos que venderán on line producto fresco y que incluso será entregado a domicilio


La necesidad agudiza el ingenio. Cuando las Administraciones públicas se muestran incapaces de estar a la altura de la demanda, felizmente surgen iniciativas privadas que suplen con imaginación la lenta capacidad de reacción de las instituciones.

Se buscar resolver. Ya se sabe: a grandes males, grandes remedios. Eso es exactamente lo que pretende la nueva web www.ponteabastos.com. Una idea de un joven emprendedor local, Jorge Eyo, quien, como cliente habitual, percibió la necesidad que tienen los vendedores de la Plaza de Abastos de comparecer y competir en el mercado de las ventas on line, pues era un nicho de negocio que apenas trabajaba alguno de ellos, por libre. Y que, por supuesto también significará para el promotor de la web, una promoción rentable.

No es revolucionario, simplemente es oportuno. Era cuestión de tiempo que se planteara adecuar la oferta a lo que cada día más requiere la demanda: poder hacer la compra de pescado, carne, frutas, verduras y otros productos frescos que se ofrecen en los puestos de nuestro Mercado, a golpe de clic. ¡Como ya se acostumbra a hacer por miles de pontevedreses con grandes almacenes, superficies comerciales, cadenas de textil y qué decir de compras en Amazon y demás monstruos de la distribución y logística!

El paraguas

Afortunadamente para la idea de Jorge Eyo ha encontrado cobijo en la concejalía de Promoción Económica y Turismo del Concello, que ha visto que se trata de una propuesta tan oportuna como certera. Los tiempos de la pandemia acreditaron que miles de pontevedreses son proclives a emplear las nuevas tecnologías para encargar las compras. El estado de alarma motivó que se desperezasen las conciencias y que surgieran o se acudiera tanto a nuevos formatos de venta como de petición de productos. Ya fuera por teléfono, por WhatsApp, a través del recoger y llevar (take away) o mediante las plataformas de encargo de comidas como las Glovo, Uber Eats, Just Eat y similares.

Aempe, AJE, ACZM, Hoempo, la Asociación de Hoteleros, entre otras, han reiterado a la concejalía de Yoya Blanco que el Concello auspiciase el establecimiento de herramientas informáticas para posibilitar que tanto el comercio de proximidad como otros sectores económicos de la ciudad, pudieran concurrir y competir en un mercado cada vez más informatizado.

La web ponteabastos.com es un primer avance en esta materia. Aunque el desarrollo de la idea parte de la iniciativa privada, al menos ha encontrado abrigo bajo el paraguas municipal, en la concejalía que ya signifiqué como una de las pocas excepciones que muestra sensibilidad hacia autónomos, pequeños y medianos empresas locales.

El departamento de Yoya Blanco presta apoyo logístico a la iniciativa. Posibilita a Jorge Eyo que cuente con un espacio de trabajo en la propia Plaza de Abastos, así como con un almacén y cámaras frigoríficas para guardar los productos frescos que se encarguen por los compradores que deseen que se les lleven a domicilio. De hecho, el promotor anuncia que tiene un acuerdo con la empresa local de reparto Pedaleando y que además sumará una moto eléctrica y un repartidor propio para poder atender a la demanda que procede de las parroquias. Los repartos serán de mañana y tarde, para ofrecer un servicio más adecuado.

Síntomas preocupantes

La web aún está en obras. Aguardan estrenarse en septiembre. Empezarán modestamente. Con nueve establecimientos adscritos: cinco pescaderías, dos carnicerías y dos fruterías. Será un barómetro. Tiene que funcionar.

La Plaza de Abastos necesita seguir renovándose pues vuelve a haber síntomas preocupantes en su estado de salud. He leído que entre los usuarios del Mercado crece cada vez más el desconcierto ante el desplome de ventas que -como todo el comercio de proximidad de la ciudad- se viene produciendo en este año tan aciago. Ni siquiera la llegada de turistas, aunque menos que otros años, alivia esa recesión. La Semana ¿Grande? de las Fiestas de la Peregrina tampoco espoleó las ventas pues el sector de restauración compra menos porque tiene menos clientes a la mesa.

Por otro lado, el arranque espectacular que tuvo hace un año el Gastroespazo en la primera planta del Mercado, como una propuesta de revitalización del propio inmueble, abriéndolo a toda la sociedad mediante una oferta gastronómica, se truncó por el parón que impuso el estado de alarma.

Desde el 12 de junio van reabriendo establecimientos, con aforo restringido, demás limitaciones anti-covid y hasta veladores autorizados en la calle Sierra que les da visibilidad. Los propietarios también tienen su cuota en esa puesta en escena de nuevo. Ahora con protocolos de higiene extrema y una apuesta por las nuevas tecnologías. Desde potenciar su presencia en redes sociales hasta incorporar el sistema de código QR para sustituir las cartas.

Necesitan recuperar el pulso perdido. Aguardemos que sean efectivas y contribuyan las campañas de publicidad, imagen y presencia en medios impresos y digitales que la citada concejalía acaba de contratar por un pastón (315.000 euros). Un plan de dinamización adjudicado a Ovo Publicidade y otro de comunicación que se firma con Era S.L. con el propósito de reactivar las constantes vitales de O Mercado de Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Comprar en la plaza a golpe de clic