Un Museo diferente... pero igual

La institución reabrirá el lunes exclusivamente para investigadores con cita previa


Pontevedra / La Voz

Aunque el espíritu permanecerá inmutable, la visita al Museo de Pontevedra ya no será la misma desde que se decretó el estado de alarma por el coronavirus. La Diputación Provincial ha tenido que llevar a cabo algunas actuaciones para garantizar la seguridad sanitaria tanto del personal de la institución, como del público que pueda asistir. Y todo ello con la vista puesta en el 25 de mayo, fecha en la que previsiblemente se activará la fase 2 de la desescalada y el Museo pueda reabrir, eso sí, inicialmente solo para investigadores con cita previa. El público en general aún tendrá que esperar unos días, posiblemente al mes de junio.

De este modo, lo que se empieza a conocer ya como a nueva normalidad conllevará, en el caso concreto de esta institución cultural, la implantación de un protocolo propio de «protección, hixiene, desinfección e seguridade», precisaron desde la Diputación, al tiempo que destacaron que también el Centro Príncipe Felipe y otras instalaciones, caso del Castelo de Soutomaior y el de Sobroso, dispondrán de este tipo de protocolos específicos,

El propio director del Museo, Xosé Manuel Rey, destacó que el Sexto Edificio está prácticamente a punto para su reapertura, toda vez que se espera que el grueso de actuaciones en materia higiénico-sanitaria estén concluidas a finales de semana. La intención es que esta vuelta se realizará «co obxectivo principal de ofrecer unha boa experiencia de visita ás coleccións, e con todas as garantías sanitarias, controlando a capacidade máxima e realizando medición de temperatura a visitantes, así como cumprindo todos os protocolos de seguridade».

De este modo, entre las medidas que podían aplicarse para garantizar la seguridad se encontraría la instalación de alfombras de desinfección para el calzado, así como dispensadores de gel hidroalcohólico para manos que se accionarían con el pie. En cuanto al control de temperatura, en principio, la Diputación prevé emplear en la mayoría de sus edificio cámaras termográficas que, progresivamente, se sustituirían por arcos de medición.

Por su parte, en lo que a la limitación de los aforos concierne, «poranse en marcha, en función das necesidades e oportunidade, diferentes modelos de limitación do número de persoas nas instalacións». Así, no se descarta establecer distintas franjas horarias de visita para diferentes grupos de población o la organización de recorridos con cita previa.

De igual modo, mientras la colección permanente sigue expuesta, la pandemia del covid-19 provocó que no se completará la totalidad del recorrido de las muestras temporales: «Leopoldo Nóvoa 1919-2019» y «Debuxantas. Pioneiras da ilustración» -esta última solo estuvo unas horas abierta al público y ni siquiera se inauguró-. Ahora, ambas exposiciones, tras alcanzar un acuerdo con los propietarios y depositarios de las piezas, continúen en el Museo de Pontevedra hasta el 30 de agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un Museo diferente... pero igual