pontevedra / la voz

Menos de un kilómetro. La llamada Ronda Leste, que se abrió este jueves al tráfico en Pontevedra, tiene una longitud de 970 metros y prevé absorber entre 4.000 y 5.000 vehículos al día. Con el nuevo vial se busca mejorar la movilidad en el acceso al hospital Montecelo. La actuación se había demandado hace ya quince años, en el marco de la mesa de movilidad M-4, y el primer convenio para su ejecución entre el Concello de Pontevedra y la Diputación data del 2013.

Las deficiencias en el proyecto inicial obligaron a rehacerlo y a firmar un segundo convenio en el 2017. El presupuesto de las obras (2,4 millones de euros) se incrementó hasta los 3,3 millones, incluyendo esas modificaciones, las expropiaciones de los terrenos y el traslado de torres de alta y media tensión que estaban en medio del trazado.

La carretera, que comunica las parroquias de Marcón y Mourente, tiene dos carriles de circulación, arcenes y una senda para ciclistas y peatones de cuatro metros de largo. El trazado se inicia en la glorieta existente en la PO-542 (Pino-Bora), asciende por Pedra do Lagarto, donde se construyó una nueva rotonda, y desde ahí la pendiente se suaviza hasta una tercera glorieta, en la PO-532, en las proximidades del actual acceso a Príncipe Felipe y Montecelo.

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva (PSOE), y el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), fueron los encargados de retirar las vallas para abrir la ronda al tráfico. Ambas Administraciones definen el nuevo vial como una «actuación de microcirurxía urbana» que por fin es una realidad y que dará servicio a un área sanitaria de 280.000 personas.

El vicepresidente de la Diputación, César Mosquera (BNG), subrayó que se trata de un vial «sumamente importante» para evitar el tráfico en la Rúa das Pereiras, Rúa das Olivas, Ángel Limeses e incluso en otras próximas a Montecelo y que no están dimensionadas para soportar el intenso tráfico hacia el complejo hospitalario, que «xeraba molestias á veciñanza da zona». Añadió que el vial llega también en un momento oportuno ante la futura ampliación del hospital. «A rolda -dijo- é un primeiro paso das novas infraestruturas e actuacións na contorna», recordando la futura vía que pasará por detrás del hospital y otras mejoras. Por su parte, Carmela Silva incidió en la necesidad de actuar en zona periféricas, mientras que el regidor pidió a los vecinos que valoren correctamente la ronda: «É un paso importante con respecto ás conexións que tiña Montecelo e Príncipe Felipe».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La Ronda Leste entra en servicio y prevé absorber 5.000 vehículos