Lores es el rey del trasvase

El actual alcalde logra captar para sí a la mitad de votantes de Podemos y del PSOE y a una cuarta parte de los que escogieron Ciudadanos en las pasadas elecciones generales


El trabajo demoscópico que realiza el Instituto Sondaxe a lo largo de estos últimos días, además de ofrecernos el tracking electoral con la fluctuación del resultado posible (que se antoja muy consolidado), ha podido acumular otros datos que ayudan a conocer el comportamiento que los votantes de la ciudad de Pontevedra puedan tener dentro de una semana.

Una de esas fuentes de información se relaciona con el análisis del posible trasvase de voto que los principales partidos tendrán entre las recientes elecciones generales del 28 de abril y los comicios locales del próximo 26 de mayo. Más bien, a la vista de los datos, hay que decir que la mayoría de los partidos sufrirán ese trasvase -por pérdida de sufragios- y que hay un gran beneficiario: Miguel Anxo Fernández Lores. El rey del trasvase.

PSOE: gran perjudicado

Son PSOE y Unidas-Podemos los que ejemplifican de manera más evidente la infidelidad de sus votantes. También, pero en menor medida, los que habían elegido Ciudadanos. Incluso los de Vox, dato este último muy significativo, con relación a lo votado el pasado 28 de abril.

De modo que, la investigación de Sondaxe nos descubre que 45 de cada 100 pontevedreses que hace cuatro semanas eligieron la papeleta del PSOE para gobernar el país, le dan la espalda al candidato socialista a la alcaldía y se van a ir con Lores. No es una fisura; es una hemorragia. Solo así se explica aquel contraste aparentemente inexplicable del que escribía en semanas anteriores pues no parecía atender a cualquier lógica posible que el PSOE pueda llegar a perder tres cuartas partes del apoyo conseguido, en menos de un mes. Pues, el trabajo de Sondaxe es concluyente: sí, si es posible. Lores puede llegar a arrancar unos 7.300 votos de los que obtuvo el PSOE en generales.

Tino Fernández y compañía «solo» tendrían garantizado que unos 6.000 votantes pontevedreses del PSOE y Pedro Sánchez, les otorgaran también su confianza. Los que faltan, están indecisos. Para Tino y los suyos, sería una notable mejoría con respecto a 2015, pero… Se quedarían muy lejos de los 16.349 votos del pasado 28A.

El actual alcalde pontevedrés es como un chupón que succiona votos a todos sus rivales. Si el palo que le da al PSOE es gordo, aún hay alguno mayor, en porcentaje. A Unidas-Podemos les llevará la mitad del botín que tuvieron en las recientes generales.

Un 50% de quienes respondieron a los entrevistadores de Sondaxe que habían votado por el partido de Pablo Iglesias y Yolanda Díaz el pasado 28 de abril, ahora admiten que van a votar por el alcalde Lores. Unos 3.800 votantes. Demoledor.

El otro gran beneficiario de la deserción de votantes de la formación morada a otras candidaturas será Marea Pontevedra. La lista encabezada por el tándem Luis Rei/Tere Casal atraparía unos 1.300 votos de sus antiguos socios. Sin embargo Marea Pontevedra no escapa del «chupón». Sondaxe apunta que también va a sufrir menoscabo. Un 21% de cuantos les votaron en generales, también se irán con Lores.

También a la derecha

El «efecto aspiradora» del regidor se reparte a izquierdas pero también a derechas. El análisis demoscópico de Sondaxe revela que el 25 % de los que votaron por Bea García Pino y Albert Rivera en generales, van a escoger la papeleta de Lores (BNG) el próximo domingo. Una pérdida de alrededor de 1.500 votos para Ciudadanos y Goyo Revenga que, en municipales, puede suponer no llegar a ese segundo escaño en la corporación que pretendían los naranjas.

Para Cs hay otros dos datos inquietantes: primero) un 18% de los que les votaron en generales, anuncia que elegirá PP en municipales. Sería un botín de cerca de 1.100 papeletas que les rascaría Rafa Domínguez. Y segundo) un 20% de los que votaron Ciudadanos (más de 2.000 pontevedreses) dudan si volver a hacerlo.

Llegamos al PP y aquí encontramos el segundo ejemplo de mayor fidelidad. Un 77% de cuantos votaron por Ana Pastor y Pablo Casado, también lo harán por Rafa Domínguez. Solo los votantes del Bloque en generales, superan ese nivel de fidelidad (85%), una circunstancia muy esperable de la «parroquia nacionalista».

De modo que el PP debería tener amarrados unos 9.100 votos propios y luego esperar a recaudar los cerca de 2.000 que le puede rascar a Ciudadanos y trincarle a Vox un 33% de sus votantes en generales (alrededor de un millar de sufragios más para Domínguez). Lo que no obsta para que también Lores cautive votantes entre quienes eligieron PP en generales, pero en menor cuantía que hace cuatro años. Del orden de un 6%, es decir unos 700 pontevedreses, según estimación de Sondaxe.

Por tanto el estudio sobre fidelidad y trasvase de votos comentado permite varias conclusiones. Primera y fundamental: en municipales no hay patrón ideológico que valga. Las siglas importan mucho menos. Mandan las personas. Por tanto, Lores es una marca propia. El día que no esté, el BNG que se olvide. En la derecha y para la jefatura de la oposición, no habrá sorpasso. PP puede a Cs y neutralizaría a Vox.

El PSOE y Marea estarán pero su concurso en la gobernabilidad del Concello podría ser innecesario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Lores es el rey del trasvase