Un 1 de mayo marcado por Ence

Dos manifestaciones, una conjunta de CC OO y UXT y otra de la CIG, recorrieron la ciudad


Pontevedra / La Voz

Cientos de personas participaron en las dos manifestaciones que recorrieron la ciudad de Pontevedra este miércoles por la mañana, con motivo del 1 de mayo, Día del Trabajo. Las dos salieron de la Praza da Ferrería aunque las consignas y pancartas fueron distintas. El futuro de Ence estuvo muy presente en la primera -convocada por CC OO y UGT- y en el trasfondo de la otra -organizada por la CIG-. En este 1 de mayo se pudo ver, una vez más, las distintas estrategias que adoptan las centrales sindicales sobre el futuro de la pastera, el gran conflicto laboral, social y político de los últimos meses en la comarca. Por lo demás, sí hubo una coincidencia entre las tres centrales sindicales. CIG, UGT y CC OO apuestan por la derogación de la reforma laboral, la restitución de los derechos de los trabajadores que se quedaron en el camino durante la crisis y en la lucha por mejores salarios y condiciones de trabajo. 

La primera de las marchas fue la convocada por CC OO y UGT. La segunda pancarta ya dejaba claro que el futuro de Ence es una de las tónicas de la reivindicación pública del 1 de mayo, al menos para una parte de las centrales sindicales. Portada por dirigentes sindicales del grupo pastero, se leía en esta segunda pancarta: «Polo futuro industrial de Pontevedra. Comités de empresa de Ence. Ence si». La tercera pancarta seguía en la misma línea: «Pola defensa dos nosos postos de traballo. UGT». Y aún hubo una más: «PSOE entérate, sin emprego industrial non hai futuro digno. CC OO». En las consignas también quedó claro el mensaje. La más coreada por los manifestantes fue: «Ence si, paro non».

La segunda de las marchas que también salió de A Ferrería fue la de la CIG. Aquí los lemas sobre Ence no figuran en las pancartas, ni a a favor ni en contra. Desde la ejecutiva del sindicato, el secretario comarcal,  Marcos Conde, señala que la pastera «perdeu quince anos» a la hora de poder asegurar su futuro, con su reubicación en Galicia, que sí cree posible. La CIG, que ha mantenido un perfil bajo en el conflicto de Ence, se muestra defensora de los puestos de trabajo y de la industria, pero se muestra contraria a aceptar «a chantaxe da empresa», de que si no es posible seguir en Pontevedra, se irán de Galicia. En esta misma línea, las pancartas de la manifestación de la CIG se ciñeron a lemas estrictamente laborales y generales, donde se podía leer entre otras consignas: «Xa é hora de avanar nos nosos dereitos. Contra a precariedade. Traballo digno para a mocidade» y «Na Galiza emprego, salario e pensións dignas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un 1 de mayo marcado por Ence