Poio / La voz

Un año más, el colegio SEK-Atlántico se volcó este viernes con Unicef y PSE (Camboya por la sonrisa de un niño) organizando la ya tradicional carrera solidaria en la que tomaron parte todos los alumnos del centro educativo, un nutrido grupo de profesores y un creciente número de padres de estudiantes. Lo recaudado se destinará a en mejorar el acceso a agua potable en Níger y colaborar con un programa de escolarización en Camboya.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una carrera solidaria