El año más ambicioso del Froiz

Ciclismo Echa a andar la temporada con el principal objetivo de la Copa España


pontevedra / LA Voz

El Froiz ya está en la carretera. El objetivo es claro, llegar a la Copa España y ganarla, además de colgarse medallas en la Volta a Coruña y la Volta a Galicia. Con este propósito echaron a andar ayer los 20 corredores del conjunto alimenticio, que desde este lunes está concentrado en el Hotel Campaniola de Poio. Mañana se presentarán en la Diputación apadrinados por Javier Mínguez, seleccionador nacional que consiguió el oro en el Mundial 2018 con Alejandro Valverde.

Antes de llegar a esta puesta de gala, Evaristo Portela quiere evaluar al pelotón para comprobar el estado de forma y poder seleccionar a los siete mejores corredores para la primera prueba de la Copa España. «Este ano temos un equipo moi forte de cara ás etapas de montaña», señala el director deportivo, que reconoce que la escuadra adolece de un esprinter. El corredor que tenían fichado en el último momento se fue al Euskadi Murias y dejó al equipo algo cojo. Sin embargo, las siete incorporaciones que este año forman el plantel del Froiz cubren todos los aspectos deportivos e incluso hay proyección de futuro. Así, Víctor Romero, vigente ganador de la Vuelta a Alicante, es un ciclista polivalente, mientras Óscar Linares cubre la montaña con un perfil de «escalador nato». A esta pareja se une Jesús Arozamena, que en la última edición quedó primero en la Copa de España sub-23 y segundo en la categoría élite. Asume el rol del líder del equipo gracias a unas condiciones físicas que le hacen estar en el punto de mira del ciclismo profesional, pero este año defenderá el maillot rojo del Froiz. A estos tres corredores se unen cuatro jóvenes promesas: Marcos Navarrete, Víctor Romero, Jake Wright y Jorge Suárez. El resto del equipo lo completan Iván Martínez, Martín Lestido, Diego Noriega, Aaron Mariño, Aitor Bugarín, Abel Franco, José Carlos Amil, Diego González, Guillermo García , Jesús Rodríguez , Roi Domínguez y Adrián Barrios.

Antes de que se sometan hoy al test de 150 kilómetros y un desnivel de tres mil metros, los corredores rodaron por A Lanzada, O Grove y gran parte de la comarca de O Salnés ante de regresar a Poio. Las primeras sensaciones del equipo son esperanzadoras para Evaristo Portela, que reconoce que la actitud es determinante para saber cómo se afronta y qué se espera de la temporada. «Valoro máis iso, o poño por encima do deporte, gañar é difícil, pero se hai actitude e temos calidade, conseguiremos os retos», señala el director deportivo.

Los corredores llegaron al examen anual en buen estado de forma, según el equipo técnico del Froiz, que además de alabar la actitud de los corredores, aseguran que las condiciones físicas abren la puerta a un gran año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El año más ambicioso del Froiz