Alertan del riesgo de la A-57 para especies únicas

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Blanco-Dios

El experto Blanco-Dios advierte de que son hongos que no se recogen en el estudio de impacto ambiental

04 ene 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Ponen en riesgo las obras de la A-57 la pervivencia de alguna especie? El micólogo y botánico pontevedrés Jaime B. Blanco-Dios sostiene que sí, al tiempo que incide que los trabajos que está previsto acometer, en principio, conllevarán una importante afección en los bosques del lugar de A Cardosa, en Bora, que «albergan valores naturales de gran interés biológico».

Tras precisar que es un espacio natural que lleva estudiando desde hace unos veinte años, Blanco-Dios citó que una de las especies afectadas es una plata vascular, la Succisa pinnatifida, «catalogada como especie en peligro crítico, según las categorías de la UICN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza) y como especie en peligro de extinción, según el Catálogo Galego de Especies Ameazadas».

De igual modo, aludió a la presencia de distintos hongos cuyo futuro correría riesgo en caso de mantenerse el proyecto actual. El caso más paradigmático es el del Buchwaldoboletus pontevedrensis, toda vez que estos bosques es una de «las cuatro localidades que se conocen a nivel mundial de esta especie» cuyo nombre es todo un homenaje a Pontevedra y que fue descrita en 2013 por el propio Blanco-Dios.

El micólogo, asimismo, describió hace más de quince años el Leucocoprinus castroi, hongo que desde entonces solo ha sido localizado únicamente en unas pocas áreas de las provincias de A Coruña y, claro está, Pontevedra. Los bosques de A Cardosa, por otro lado, también albergan ejemplares de Craterellus melanoxeros, una «rara especie incluida en una lista de 33 especies europeas de macromicetos publicada en el Anexo I de la Convención de Berna -2003-» y que se da la circunstancia de que los micólogos del European Council for Conservation of Fungi (ECCF) «consideran que están en peligro de extinción en Europa».

Blanco Dios aludió a la existencia de otros hongos, caso del Craterellus tubaeformis f. lutescens o el Tylopilus felleus var. minor. Se trata, según apunto, de «taxones muy raros a nivel mundial».

En este sentido, el reconocido micólogo pontevedrés lamentó que «la presencia de estos taxones no consta, como tantas veces vemos en este tipo de estudios, en el estudio de impacto ambiental de la alternativa propuesta para el tramo de la autovía A-57 en el tramo comprendido entre A Ermida y Pilarteiros». Es por ello que considera que para mantener este ecosistema vivo es preferible que Fomento opte por la segunda alternativa, más exterior y con enlace en O Couto, la cual conlleva un trazado de algo más de un kilómetro e incrementaría el coste de la actuación en 24 millones.