«No tengo ninguna duda de que el empujón fue intencionado»


Pontevedra / La Voz

Martín Lestido, corredor del Súper Froiz, está convencido de que hoy sería campeón gallego si no fuera por una grave actuación de Aser Estévez.

-¿Cómo se encuentra?

-Aún estamos pendientes, porque con la inflamación por ahora no se ve nada, y tengo mucha inflamación en la rodillas vamos a esperar un par de días hasta que baje. Y vamos a hacer unas radiografías o algo para verificar que no esté nada roto. Es más el trauma en el brazo inflamado de pegar contra los pivotes de hierros y hay que ir viendo mientras baja la inflamación.

-¿Qué fue lo que pasó?

-Íbamos cinco en el segundo grupo. Yo, como llevaba a Merino por delante para disputar la carrera íbamos por allí a rueda, y nos estábamos jugando el gallego Aser Estévez y yo, y justo en el esprint lo rebasé por la derecha y en el momento en que lo rebasé, cambia su trayectoria y me metió a mí contra los pivotes.

-¿Está convencido de que fue intencionado?

-Sí, sí. Quiero creer que no fue intencionado como para hacerme lo que me hice, pero sí que fue intencionado el empujón.

-Él sostiene que no le vio.

-Ya, pero dijo que no me vio, después dijo que fuera sin querer, después que iba a rueda y no podía disputar el gallego... Creo que cambió bastantes veces la versión.

-¿Volvió a hablar con él?

-No, no, no.

-En el podio él intentó volver a hablarle...

-Sí, pero no tolero esas cosa. Si la gente quiere tolerar ese comportamiento me parece bien.

-¿Vio cómo él le veía?

-Sí, claro, porque ya lo tenía rebasado. Una vez que ya lo rebaso, el que tiene el poder es el que va delante, no el que intenta pasar.

-¿Ya lo había rebasado?

-Sí, lo rebasé. Iba justo a rueda de su compañero, y yo me metí a la derecha justo antes de la última curva. Y, en el momento en que vio que yo saltaba por la derecha, él lanzó el esprint igual que yo y me empujó, me cerró el hueco contra las vallas apoyándose en mí.

-Entonces vio cómo lo planeó.

-Sí, sí, no tengo ningún tipo de duda de que el empujón fue intencionado. Quiero creer que no contaba con las consecuencias que tuvo la caída, pero que me empujó para que no lo rebasase, de eso estoy yo segurísimo.

-Estaba bastante enfadado...

-Sí, de hecho, no quise hablar con él. En esos momentos, en caliente, mejor no hacer... más.

-El problema es que sí se jugaban ahí el título.

-Sí, ya no es el hecho del título, que es una carrera más entre las muchas del año, sino tolerar ese tipo de comportamientos.

-Ha coincidido con él antes. ¿Tuvo un encontronazo parecido?

-No, otra vez que me hiciera eso no, pero no es un corredor a mi modo de ver muy limpio en el sentido deportivo.

-¿Hay posibilidad de arreglarlo?

-Lo dudo mucho, esas cosas no se perdonan fácil, así como así.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No tengo ninguna duda de que el empujón fue intencionado»