«Na procura das mouras» por el Monte das Croas de Salcedo

Los Muiños do Batán fue la segunda parada del roteiro

Medio centenar de personas participaron en el roteiro por la parroquia de Salcedo.
Medio centenar de personas participaron en el roteiro por la parroquia de Salcedo.

Pontevedra / La Voz

Criaturas encantadas que se convierten en serpiente y que esconden mágicos tesoros bajo las piedras. El primer roteiro temático por el rural pontevedrés giró ayer en torno a las muchas leyendas de mouras que posee la parroquia de Salcedo. Una de ellas es la del Monte das Croas, recogida por José Casal y Lois allá por el año 1866 y que sería publicada y popularizada después por Leandro Carré Alvarellos. Se dice que esta moura habita en un pazo enterrado bajo el castro y en su encantada morada guarda grandes alhajas.

Este Castro das Croas fue el punto de partida de los 6 kilómetros que recorrieron los participantes en este roteiro organizado por la concejalía de Patrimonio, que tuvo como guía a Rafael Quintía, miembro de la Sociedade Antropolóxica Galega. Desde allí se dirigieron a los Muiños do Batán, un conjunto considerado como un magnífico ejemplo de la tecnología preindustrial y de gran interés etnográfico. En este lugar, según la leyenda, se esconde también un fabuloso tesoro encantado.

Siguiendo el curso del río Batán, los caminantes llegaron hasta una pista de tierra que discurre cerca de la autopista AP-9 y una pequeña subida les condujo hasta el núcleo de A Esculca, donde visitaron los petroglifos de Mato das Cruces. Aquí de nuevo, les cuentan que esta mágica roca rupestre estaba habitada por hermosas mouras que tenían por costumbre poner a clarear sus ropas sobre estas piedras labradas.

Desde A Esculca, el grupo tenía la doble opción de dirigirse al lugar de Birrete y volver al Monte das Croas, donde remataría el recorrido, o seguir hasta el núcleo de Armada y tomar una pista que, circundando el recinto de la Brilat, les llevaría al regato dos Buratos o Outeiro da Mina, en el monte comunal de San Martiño, también con sus leyendas.

El roteiro continuó bajando por un camino vecinal, recorriendo las márgenes del río Cubela, llamado también Outeiro o Batán para reencontrarse otra vez con los molinos a los pies del mítico Castro das Croas, dando sí por finalizada esta original caminata «na procura das mouras» de la parroquia de Salcedo.

Natureza nos Camiños

Si alguien no tuvo ayer la oportunidad de disfrutar de esta ruta por Salcedo, todavía puede apuntarse hoy a otra caminata de ocho kilómetros por esta parroquia, con una dificultad media alta. Esta forma parte del programa Natureza nos Camiños, que promueve la concejalía de Parques e Xardíns.

Lo que propone es conocer el Salcedo de Castelao, visitando la capilla de San Blas, Matalobos, O Penedo, los petroglifos de Mato das Cruces y Vilar de Matos, para bajar después a la Misión Biológica, Codesal, río dos Gafos y Ponte do Couto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Na procura das mouras» por el Monte das Croas de Salcedo