Condenado por comercializar ropa robada

La pena para el vendedor ambulante es de un año y tres meses de cárcel


Pontevedra / La Voz

Un año y tres meses de prisión es la pena que ha recaído sobre un vendedor ambulante que fue pillado comercializando ropa robada en Sanxenxo. Además de la pena de cárcel, el Juzgado de lo Penal número tres le ha impuesto dos años de inhabilitación «para el ejercicio de la profesión e industria relacionada con el comercio» como autor de un delito de receptación.

Los hechos se remontan a mediados de julio del 2010, fecha en la que Rafael Romero Rodríguez llevaba un puesto en la feria outlet de Arbo. En ese stand tenía expuestos para su venta aproximadamente 180 prendas de vestir y accesorios -desde bermudas y bolsos hasta maniquíes- que constaban como botín de un robo. De hecho, el magistrado pontevedrés considera acreditado que el imputado conocía tal circunstancia.

En la sentencia se refiere que el asalto se produjo en marzo de ese año en uno de los comercios ubicados en el muelle deportivo de Sanxenxo. Los ladrones emplearon un taladro para forzar la cerradura. Consiguieron abrirse paso al interior de la tienda tras perforar el bombillo de la misma.

Una vez dentro del negocio, lo desvalijaron casi por completo. El valor de la mercancía intervenida en el puesto de la feria de Arbo ascendió a casi tres mil euros. En cualquier caso, la totalidad de las prendas recuperadas por la Guardia Civil fueron reintegradas a su legítimo propietario.

En cuanto a la condena, esta fue consecuencia de un acuerdo al que llegaron la Fiscalía de Pontevedra y el abogado del encausado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Condenado por comercializar ropa robada