Sudor solidario en Lalín

Casi cuatrocientos atletas participaron en una carrera benéfica para garantizar regalos de Reyes para todos los niños lalinenses


a estrada/la voz.

La solidaridad lalinense superó ayer las previsiones de los organizadores de la primera edición de la Carrera Benéfica Lalín 2011. Cerca de cuatrocientos participantes acudieron al paseo Pontiñas para invertir la mañana dominical en demostrar a zancadas su compromiso. Las camisetas se agotaron y la recaudación a través de las cuotas de inscripción triplicó las expectativas.

El objetivo no era alcanzar la meta en tiempo récord, sino reunir fondos para la campaña local Ningún niño sin juguetes y garantizar la ilusión de la noche de Reyes a las familias con menos recursos del municipio.

No solo los lalinenses se implicaron. En la carrera participaron corredores de toda Galicia y algunos de fuera. Hubo incluso representación alemana y un Santa Claus metido a atleta con la indumentaria de trabajo al completo.

Cuatro de los atletas gallegos de mayor proyección se acercaron también al Pontiñas. Javier Gómez Noya e Iván Raña posaron pacientemente para las fotos del numeroso público congregado. Para no perder su jornada de entrenamiento, acudieron a nadar a las piscinas municipales. Por su parte, Pedro Nimo y Julia Vaquero tomaron parte en la categoría absoluta de la carrera benéfica. El primero, pese a correr con unas décimas de fiebre, completó las dos vueltas al paseo del Pontiñas (10 kilómetros). Alcanzó la meta de la mano del dorsal número 10, Daniel Barciela, y de Martín Pellitero en 32 minutos y 18 segundos. Entre las mujeres, la primera fue Marinela Mayo (41,43). El edil de Deportes de Lalín, Nicolás Varela, y el alcalde, José Crespo, también empezaron la carrera, pero lo hicieron «en el pelotón de los malos». Decenas de niños participaron en las categorías Escolares (1.000 metros) y Pitufos (400 metros). En la primera se impusieron Marcos y Laura Rosende Sáez y en la segunda Mauro Feijoo Reinoso y Mariña Monteagudo Lago. El benjamín de la prueba fue Aaron Tomé Seijas (3 años) y el decano José Fernández (64).

Los cuatro atletas profesionales se quedaron a almorzar en la capital dezana. Alguno no pudo catar el cocido por cuestión de dieta, pero todos se comprometieron a regresar a la próxima edición de la cita en el 2012.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Sudor solidario en Lalín