De Sanxenxo a Valencia

Telmo Martín se despidió ayer en Montalvo de un grupo de voluntarios que desde principios de año han colaborado en la limpieza de la costa pontevedresa


Aprovechando que ayer era la derradeira jornada de trabajo de los voluntarios valencianos en la playa de Montalvo, el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, se acercó al arenal para expresarles su eterna gratitud, eso sí sin pisar la arena. No vaya a ser. Tras departir unos minutillos con los cooperantes -el tiempo es oro, ya se sabe-, el regidor municipal se dirigió sincero a los periodistas convocados: «Sabemos que vamos a tener problemas de aquí a tres meses». ¿Se referirá a las elecciones del 25 de mayo o a la recogida de chapapote?Lo cierto es que no todos los valencianos van a retornar a su tierra a tiempo para disfrutar de las Fallas. Algunos técnicos se quedarán en el municipio para investigar como solucionar lo de quitar el fuel incrustado en las rocas. De nuevo, la sinceridad de Telmo Martín salió a la superficie: «El problema es que a mí, como alcalde, si me preguntan como está la playa, yo tengo que preguntárselo a un técnico». Pero también las arengas políticas salieron a flote -algún mal pensado, incluso, llegó a decir que el alcalde de Sanxenxo sólo quería salir en la foto-: «Las playas van a quedar más limpias que antes».A la foto, perdón, al acto también estaban invitados los líderes locales del Bloque Nacionalista Galego y Partido Socialista Obrero Español. Ambos declinaron la oferta en el último momento aduciendo tener que resolver asuntos pendientes en la capital. El que sí acudió a la cita fue el delegado de Familia, Francisco González Vicenti.Curioso, curioso... Va a resultar que el PP no tenía ningún correligionario dentro de este grupo de jóvenes. Quien más y quien menos, entre los voluntarios de Montalvo, defendía su particular ideario político-social: «No a la guerra»; «No a la privatización de Canal 9»; «No al Plan Hidrológico Nacional»... Siempre es de agradecer que en esta época tan confusa, un gobernante dé lecciones de democracia conversando animadamente con personas que no defienden ni mucho menos su ideario político.Pero volvamos al trabajo de los voluntarios valencianos, una labor que en las últimas semanas se concretó en la retirada de galletas de fuel. «Un trabajo mucho más difícil que ir a limpiar las manchas grandes», explicó Gemma Tur, coordinadora junto a Alberto Hoyo, de los voluntarios. Los cooperantes además recogieron, según datos aportados por la Oficina de Ayuda a Galicia de la Comunidad Valenciana, una media de veinte pájaros diarios que fueron trasladados al Centro de Estabilización de O Grove. En su mayor parte se trata de alcas, araos y frailecillos. Asimismo, con carácter provisional, sólo cuatro de las 39 playas en las que trabajaron fueron calificadas con un grado de afección por el fuel de «moderado». En la práctica totalidad de los arenales la presencia de crudo era, según este informe, casi «inapreciable» o «leve».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

De Sanxenxo a Valencia