La metáfora de la feria


De urna a urna y tiro por que me toca. Las municipales fueron hace una semana y las generales se celebran pasado mañana. Es una forma de hablar. Lo que está claro es que no salimos de las elecciones. Y cada vez que empieza esa cuenta atrás llamada precampaña (ya no digamos la campaña) los ciudadanos vemos pasar por delante de nuestros ojos a políticos entregados a la causa, que suele ser su causa. Lo mejor para explicarlo es usar la metáfora de la feria. Si quiere encontrar a un puñado de candidatos en temporada de mítines y carteles no lo dude. Mire el calendario y, si toca feria, váyase directo. Allí estarán. Esa es su forma de estar cerca de los ciudadanos. Es un clásico popular.

Los candidatos del PSOE al Congreso ya fueron a la feria esta semana porque, ya se sabe, lo mismo que uno se hace con un pijama o con una bufanda, se hace con unos votos. Acabarán cayendo también los del PP, como siempre. Si es que es como para los turistas visitar As Burgas. Lo típico. Para típico, lo de una de las aspirantes a senadora del PP. Edelmira Barreira, de Verín, trabaja pegada a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Y sobre su futuro y sobre la provincia decía esta semana en La Voz que «o normal é vivir onde está o traballo». Es decir, en Madrid. En Madrí, si me apuran. Lo hacía en Ourense, en perfecto gallego y cargada de argumentos, eso sí. ¿Y por qué típico? Porque lo de tener que trabajar a cientos de kilómetros de casa le pasa ya a tantos ourensanos... Otra metáfora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La metáfora de la feria