Ana Bravo Blanco, presidenta de la Academia Médico Quirúrgica de Ourense: «Los médicos nos sentimos valorados, cabreados, cansados... un poco de todo»

xosé manoel rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Santi M. Amil

Incorporar a los jóvenes a las actividades de la entidad, entre los objetivos

27 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Resistencia es la palabra. Y la clave para seguir manteniendo la actividad en una iniciativa que no tiene otro objetivo que el de servir de punto de encuentro y espacio formativo para los profesionales del sector. Para el intercambio de experiencias y el diálogo intergeneracional. Y es que como recuerda Ana Bravo Blanco, presidenta de la Academia Médico Quirúrgica de Ourense, la entidad es la única de estas características que sigue en activo en Galicia, junto a la de Compostela. Aplicando la máxima de Cela -el que resiste gana- en la Academia ya están la nueva presidenta y su equipo ultimando las actividades para el escenario poscoronavirus. El programa de conferencias, las becas, los encuentros abiertos a otros sectores y otras propuestas forman parte de las actividades que se están organizando. Internista, Ana Bravo Blanco sucede en el cargo a María José Modroño.

-¿Cuántas personas están vinculadas a la Academia?

-En la actualidad somos casi trescientos socios. Ya fuimos más, lo que pasa es que nos cuesta mucho motivar e ilusionar a los más jóvenes, a los residentes y a los adjuntos de menor edad.

-¿Por algún motivo concreto?

-Estamos en un momento en el que la sobrecarga de trabajo asistencial que tenemos todos y la pandemia, que aún no termina de pasar, provoca que la gente esté sobrecargada y es muy celosa de su vida personal. Y todo lo que sea dedicar un esfuerzo extra le supone mucho.