Fiasco en la estación: andenes sin escaleras mecánicas

Los usuarios deben realizar largos recorridos a pie para acceder a los trenes o dirigirse a la ruta de salida


Tras un año de obras de remodelación de vías y andenes en la Estación de Ourense-Empalme, que permitirán la llegada de trenes AVE a Ourense, y el paso de los trenes de ancho variable hacia Santiago, Coruña, Vigo y Lugo, los viajeros ya utilizamos parcialmente, tanto el patio-andén central, ubicado frente al portalón interior de la Estación y que da servicio a la vía 3, como el largo andén (400 metros) situado entre las vías 4 y 5. Con estas superficies se está atendiendo ya el total de los servicios de larga distancia programados para nuestra ciudad.

La sorpresa que se llevan los viajeros es triple: de una parte, solo se ha construido una conexión bajo las vías para comunicar el Patio-Anden central con el andén que da acceso a las vías 4 y 5. La ubicación de este paso no está centrada, sino desplazada hacia el oeste, en la proximidad de la actual cafetería. Ello obliga a realizar largos recorridos con sus equipajes, de hasta 200 o 300 metros para acceder a los trenes o para dirigirse a la ruta de salida.

La segunda sorpresa, también desagradable, es que la conexión a que hacemos referencia se realiza descendiendo y ascendiendo por sendas escaleras de unos 3 metros de ancho, con 20 escalones cada una, así que, cargados con maletas, aunque sean de ruedas, supone otro plus de esfuerzo y molestias. La existencia de sendos ascensores frente a cada escalera, vale para cumplir la normativa de eliminación de barreras para quienes por edad o discapacidad física lo necesitan, pero no resultan funcionales, dada la escasa capacidad y la lentitud de este medio para absorber flujos elevados de viajeros.

Como corolario de lo anterior, concluir que, tras esta remodelación de andenes, ADIF no ha previsto ni dotado a la estación de alta velocidad de Ourense de escaleras mecánicas, capaces y confortables para optimizar los desplazamientos y transbordos de viajeros, pese a formar parte hoy de la dotación mínima en instalaciones que mueven elevados volúmenes de personas, máxime en momentos de aglomeración como la llegada de los convoyes.

La experiencia que cualquiera puede vivir a diario, agravada en fines de semana, es la de viajeros con equipaje subiendo e intentando acceder a su anden, dificultada por la bajada de a dos y tres viajeros recién llegados que van a salir o a tomar otro tren en conexión.

La estación de Ourense, tanto por actuar de término para los trenes AVE, como por los transbordos que se establecen en la misma hacia y desde diferentes orígenes y destinos debe tener medios que faciliten y minimicen las maniobras de movilidad. De los 260 pasajeros de capacidad que tienen los trenes Alvia actuales, de los cuales un 15/20 % utiliza los andenes de la estación, se va a pasar a vehículos de 400 plazas, mas frecuentes y con mayor densidad de ocupación al convertirse en competitivos frente a otros modos de transporte. Podemos concluir que ADIF no cuida ni ofrece servicios propios del siglo XXI a sus clientes en general y actúa con desprecio hacia la importancia de nuestra ciudad y de los eventuales viajeros que nuestra ciudad proporciona.

Xosé Carlos Fernández es Ingeniero T. de Obras Públicas y experto ferroviario

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fiasco en la estación: andenes sin escaleras mecánicas