El candidato sin elecciones

Baltar proclama su candidatura en un acto que solo se hace en Ourense porque el presidente provincial se elige indirectamente


celanova / la voz

Con el potente son de One Vision, de Queen, José Manuel Baltar bajó los escalones del auditorio municipal Ilduara de Celanova, donde se presentó como candidato a presidir la Diputación de Ourense. Candidato a una votación que no existe como tal, puesto que el presidente del organismo provincial se elige de forma indirecta una vez constituidos los ayuntamientos tras las elecciones municipales. Es así en todas las provincias, pero Baltar quiere ser diferente en esto también. Único, incluso. Solo él defiende, dice, que este cargo tenga que ser de elección directa, como los de los alcaldes, que sí son votados en urna.

No tiene rivales en esta candidatura, pero sí programa. Empapeló la fachada del auditorio con carteles con su cara, su nombre y una fecha, 2023, hasta la que quiere prolongar su mandato. Quedan 57 días para las elecciones a los ayuntamientos, pero Baltar ya va alentando a los candidatos en los 92 concellos ourensanos para trabajen para conseguir un mapa provincial de mayoría azul que, correlativamente, lo mantenga a él de nuevo en la Diputación cuatro años más.

Los ciudadanos no le van a votar, ni los otros partidos tienen oponente, pero Baltar sí tiene programa para el mandato que quiere renovar. Anunció 122 medidas, que no solo tienen año y mes de ejecución, sino también día y hora. Ya tiene programadas las fechas de los debates del estado de la provincia y de la aprobación de los presupuestos provinciales para los próximos cuatro años.

«Este é un acto que non fai ningunha formación. E vén só xente do partido desta provincia para non meter aos demais nun compromiso. Nos outros lados isto non pasa e presiden as deputacións algúns que non sabían que podían chegar aí. Aquí poñemos as cartas boca arriba, con un candidato con programa electoral, aínda que é cando se constitúe a Deputación cando se elixe presidente», justificó. Y definió al PP provincial que preside como una fuerza política «centrista, reformista e galeguista», en la que el «municipalismo é a máquina total».

Rosendo Fernández, vicepresidente, le allanó el camino desde el atril: «Estamos diante dun estadista provincial», dijo, parafraseando a Von Bismark, que tiene «a provincia na cabeza». Patricia Torres, candidata por el PP al Concello de Boborás también subió al escenario. Baltar dice que renovó el 75 % de las candidaturas.

Entre medias, se proyectaron vídeos con otros alcaldes que vanagloriaban la figura del presidente de la Diputación y del partido. El anfitrión y alcalde de Celanova, José Luis Ferro, le prometió el apoyo de todos: «Somos os teus soldados e vamos conseguir que sexas presidente da Deputación». Todos fueron convocados a subir para hacerse una foto y entonar juntos el himno de Ourense, aunque pocos se sabían la letra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El candidato sin elecciones