Un ourensano bajo el sol olímpico

Luis Manuel Rodríguez González
luis m. rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Cote Iglesias y sus alumnos en una de las zonas olímpicas de Yokohama
Cote Iglesias y sus alumnos en una de las zonas olímpicas de Yokohama

La Barça Academy implica a sus alumnos en el evento deportivo por excelencia

22 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El FC Barcelona apostó hace poco menos de cinco años por un joven técnico, José Luis Iglesias Cote (Ourense, 1991), para integrarse en su proyecto formativo en el lejano oriente. Primero China y, en la actualidad, la Barça Academy de Yokohama, en la que ejerce como director.

Inmerso de lleno en esa apasionante propuesta culé, Cote también disfruta del ambiente olímpico que se respira en una de las sedes del torneo de fútbol. De hecho la academia incluyó en su programa más de una actividad relacionada con el gigantesco evento deportivo: «Justo a falta de 3 días para la ceremonia de apertura, hemos visitado con varios alumnos una zona olímpica donde en pocos días se vivirá la competición. Porque Yokohama será una de las sedes, acogiendo a distintos deportes, pero especialmente el fútbol, en el mítico Nissan Stadium, donde se celebró la final del Mundial Corea-Japón 2002, entre Alemania y Brasil», relata el ourensano.

Los pequeños de la Barça Academy Yokohama tenían un objetivo claro, que también desgrana Cote: «Intentamos que aprendieran algo más sobre lo que son los Juegos Olímpicos y la gran dificultad que representa el poder ganarse una plaza en los mismos. Charlamos de los valores del deporte y de la importancia de superarse día a día para tener alguna opción de participar en ellos».

El espíritu olímpico, en todo caso, no es el único condicionante de un curso que el club blaugrana ya tenía marcado de modo especial en su planificación asiática, puesto que la de Yokohama es una de las plazas más destacadas en el ámbito del balompié nipón. Y es que la pandemia sigue dificultando cualquier proyecto a medio y largo paso. Sobre ese escenario opina también Iglesias Rodríguez: «En estos días previos a la gran cita, en Japón y en la zona de Tokio, continúa el estado de Emergencia a causa del covid-19. Y esto significa que no podrá haber público en las gradas de los estadios olímpicos por primera vez en la historia. Tampoco, por supuesto, podrá viajar ningún aficionado extranjero que no resida ya en el país y las expediciones de cada nación cuentan con el personal estrictamente necesario en territorio nipón. Los deportistas se encuentran aislados en burbujas dentro de las villas olímpicas, donde entrenan, pero no salen a hacer ningún tipo de turismo u otra actividad. El control es al detalle para prevenir al máximo cualquier riesgo de contagio».

Volviendo a sus alumnos, Cote asume que lo vivirán de modo especial y la academia se ha volcado en brindarles todas las facilidades para que se convierta en una experiencia inolvidable, pero también en el ejemplo de la dimensión del deporte de élite y del fútbol en particular: «Los niños y niñas han ido entendiendo la magnitud de un evento como este y algunos quisieron mostrar mensajes de apoyo para los deportistas españoles y, concretamente, del club al que -de alguna forma- ellos también pertenecen. Especialmente con los tres jugadores que participan en la sección de fútbol masculino y ya son muy conocidos entre los pequeños, como son Pedri, Eric García y Mingueza».

Nueve meses de trabajo en una de las plazas más destacadas del balompié nipón

Tras su experiencia inicial en China, Cote Iglesias se vinculó con el FC Barcelona, para trabajar en la academia de Chengdú, la más grande de las cinco que funcionan en el gigantesco país. Admite que le pilló por sorpresa que lo eligieran para mudarse a Yokohama, uno de los destinos estratégicos del fútbol asiático.

«Llevo alrededor de nueve meses en territorio nipón y también serán los primeros juegos que podré vivir de cerca. En Japón llevan mucho tiempo preparando este momento, tanto a nivel deportivo, faceta en la que buscarán grandes resultados en todas las modalidades, y a nivel logístico, porque cuidan cada pequeño detalle para que los deportistas de todo el mundo puedan tener una experiencia única, dentro de las limitaciones debido a la pandemia», explica el ourensano, que se ha convertido en un técnico de referencia en el organigrama de la Barça Academy, por su experiencia en escenarios donde el calado del club culé es una gran baza para la difusión del balompié.

A poco tiempo de acercarse todo lo que pueda al ambiente de los Juegos, Cote tampoco pierde de vista la evolución de los equipos ourensanos, sobre todo aquellos en los que participó como jugador o los que le permitieron dar sus primeros pasos en tareas de formación. Cuando puede, comenta con otros entrenadores las diferencias entre los métodos de trabajo que se desarrollan a uno y otro lado del extenso planeta fútbol.