Cuadragenarias

Maite Rodríguez EL ÁBACO

OURENSE

Como ocurre a menudo, el inglés lo simplifica: «boomer», los que somos de esa época del «baby boom» en la que nacían un montón de niños

08 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Vacunada estoy, gracias a los sanitarios que llevan meses implicados en esta campaña de inmunización global y gracias a los científicos que trabajaron antes y en tiempo récord para desarrollar estos fármacos contra el coronavirus. El sistema ha sido ágil y funcional; ¡ojalá fuera así para otras cosas aparentemente más simples! Vamos en orden, sin que haya habido más noticias de listillos que se cuelan, como ocurrió al principio. Ahora nos toca a las cuadragenarias, antes cuarentonas, ahora cuarentañeras. No me siento identificada con ninguna de esas palabras que designan la cuarta década de mi existencia, ya en su final. Una parece un término científico, otra algo peyorativo, y la última un calificativo cariñoso e irreal para equipararte a los de las dos décadas anteriores. Como ocurre a menudo, el inglés lo simplifica: boomer, los que somos de esa época del baby boom en la que nacían un montón de niños. Estábamos sentados unos cuantos en el Pazo Paco Paz. De aquellos que jugábamos, en cantidad, al fútbol y al brilé en la calle. Por suerte, parece que ahora hay vacunas para todos, y quizás incluso sobren dentro de poco porque a partir de los boomers, la pirámide de población se estrecha. Y cada vez más. Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística muestran otro descenso en el número de nacimientos, en comparación con el año anterior, que ya eran pocos. En Ourense, un 4,48 % menos de bebés. El nuevo fondo de la Diputación para nacimientos parece que también va a sobrar. Cuando hacían falta las ayudas para las familias, no las había. Y ahora que las empieza a haber, no hacen falta.