Las joyerías ourensanas se lucen para el Día de la Madre

Las joyas minimalistas, sencillas y para poner a diario son la opción más repetida para regalar a las madres este año


Ourense

Las joyas siguen siendo uno de los regalos estrella para el Día de la Madre. «Estamos notando mucho entusiasmo. La gente tiene muchas ganas acumuladas de celebrar y estamos notando incluso que los hijos se vuelcan incluso más que antes de la pandemia», explica Antonio Fuentefría, propietario de la joyería con el mismo nombre en la calle Lamas Carvajal. En su establecimiento el superventas para esta fecha es la pulsera de Pandora. Una cadena a la que se le van sumando abalorios individuales con distintas formas. «Lleva quince años a la cabeza y es increíble lo que nos la siguen pidiendo», cuenta Antonio. Puede que sea por su originalidad: «Al irla creando una misma, ninguna pulsera es igual».

Este año está de moda también la joyería sencilla. «Sobre todo las piezas discretas, delicadas pero de calidad, en oro y pequeños brillantes», cuenta el joyero ourensano. Aunque no se quedan atrás los smartwatch o relojes de notificaciones. «Creo que la pandemia nos ha hecho darnos cuenta de lo importante que es la salud. Estamos en un momento en el que todo gira en torno a fomentar el deporte y la vida sana y al final estos relojes son una herramienta muy útil para potenciar estos hábitos», aclara. Tienen página web, en la que se pueden encontrar todos los artículos disponibles en la joyería, y hace envíos en menos de 24 horas y sin gastos de envío. «Fue una de las formas que encontramos para adaptarnos a la distancia que provocó la pandemia y lo cierto es que estamos muy contentos. Recibimos pedidos incluso desde Ourense», termina. Una forma de comprar en comercio local pero sin moverse de casa.

Joyas sencillas, de calidad y para el día a día

Este año en joyería se lleva el estilo minimalista pero primando la calidad. «Se trata de piezas de estilo vintage o neoclásico pero de corte muchísimo más sencillo. Hoy triunfa el menos es más», apunta Odilo Fernández, propietario de la joyería El Cronómetro, en la rúa da Paz de la capital. Habla de joyas ligeras, sencillas y muy discretas, inspiradas en las que lucía Lady Di, que dejan a un lado la ostentosidad y el volumen. «Creo que las madres de hoy en día quieren un regalo que poder llevar puesto constantemente. Un recuerdo que esté siempre con ellas y que incluso puedan combinar con otras joyas dependiendo de la ocasión, por eso no puede limitarlas ni ser demasiado exagerado», añade. Lo más vendido son piezas de muy alta calidad y un precio razonable. Como pueden ser colgantes con un pequeño diamante, rubí o un zafiro. También las hay con esmeraldas o con piedras más exóticas como la tanzanita. En lo que respecta a los pendientes, en El Cronómetro destacan los de corte pequeño. Todo ello en oro blanco o rosa. «La gente tiene ganas de darse un capricho y de demostrar el amor en forma de regalo y este, sin duda, será un Día de la Madre muy especial», apunta. Una de las opciones que más vende este joyero ourensano son los colgantes de diamantes hilados con láser a la cadena: «Se perforan y por tanto no llevan ni soporte, van directamente traspasados por la cadena, en el aire, de manera que lucen mucho más siendo totalmente delicados y elegantes». Pero para Odilo cualquier joya es siempre un buen regalo: «Es un producto que brilla, que alegra, que simboliza un momento especial».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las joyerías ourensanas se lucen para el Día de la Madre