Sorber la sopa


Tengo la rara capacidad de disociarme. Es algo así como si llevase dentro a otra yo. Los más cercanos a mí estarán pensando que «como si no bastase ya con una...». Os quiero mucho. Pero sí, hay una suplente que coge el timón cuando la principal no puede más. Esos días, cuando descubro de repente que no sé en qué mes estamos o con quién hablaba, me gusta tomar el camino más largo al salir de trabajar. No tiene nada que ver con el fitness, de eso se encarga Nico y el gimnasio. Solo es un truco para intentar conectarme de nuevo, para obligarme a apartar la prisa. En el fondo, solo es una forma de que se esfumen las dos versiones un rato. En esos paseos miro a las ventanas. Es algo que me tranquiliza muchísimo. Encontrar la vida en otras casas. Imagino muchas cosas solo a partir de pequeños detalles -lo hago también en mi vida personal, todo el rato; agotador-. Ayer me encontré con un señor cenando en el salón, cuyos ventanales llegaban hasta el suelo. Tomaba rápidas cucharadas de sopa y pensé que el amor estaba en esos momentos. Los de ver a la misma persona cada noche, cenando frente a ti, sorbiendo la sopa a veces, mojando el pan en el plato, otras. El caso es que con las ansias de imaginar, me pasé de frenada. Delante de ese señor estaba solo la tele encendida. Y entonces la historia cambió. Pero es que el amor es también quererse a uno mismo. A veces es complicado convencernos de que todo irá bien, de que podemos con ello, de que somos capaces. De que saltar por esa ventana en la que la luz está encendida no es una buena opción, ni mucho menos la única posible. El cine, el teatro, la música en directo, salir a comer... son formas de evadirnos, de disfrutar de la vida, de conectarnos con los demás y con el arte. Porque la cultura cura y además es un derecho, aunque a algunos les cueste entenderlo. Japón creó esta semana el Ministerio de la Soledad, ¿tendremos que llegar ahí?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Sorber la sopa