Ciudadanos o «haters»


Gonzalo Pérez Jácome protagonizará este martes una rueda de prensa. No es algo en lo que se prodigue mucho porque el alcalde de Ourense no es muy fan de los medios de comunicación. Él prefiere las redes sociales, al más puro estilo de Donald Trump, a quien felicitó virtualmente cuando este ganó las elecciones. Mientras la ciudad pierde subvenciones y vuelve a instalarse en un horizonte político de bloqueo, Jácome opina en Twitter de lo humano y de lo divino, plantea encuestas y discute con ciudadanos (o haters, como él llama a algunos).

Como está de moda la gamificación -uno de esos palabros que hay que tragarse hoy en día- el alcalde de Ourense se permite jugar con un cargo que, mal que le pese, lo acompaña incluso cuando interactúa en las redes sociales. En Twitter es conocida su afición por polemizar, pero también por bloquear a todo aquel que le lleve la contraria. Por eso, su anuncio hace unos días de una «amnistía de bloqueados» fue recibida con sorpresa por los muchos haters de los que Jácome suele presumir. El caso es que el buen rollo duró poco y unos cuantos acabaron bloqueados de nuevo en unas horas. Y es verdad que el tono de algunos no era el más adecuado, pero otros simplemente daban su opinión educadamente.

Quizás no sea la actitud más aconsejable para un alcalde que hace solo unos días utilizaba también Twitter para decir que ha trabajado desde los quince años y siempre por su cuenta: «Nunca trabajé para nadie más. Y resulta que ahora trabajo para 106.000 personas. Un honor y un placer». Pues eso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ciudadanos o «haters»