Jácome, ante la Fiscalía por la bajada de los bolardos

El regidor dice que la denuncia es una «chorrada» y el PSOE pide su dimisión

Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense, el día que ordenó bajar los bolardos
Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense, el día que ordenó bajar los bolardos

Ourense

«¿Me miran con lupa para echarme de alcalde y solo encuentran chorradas?». Así de tranquilo se mostró ayer Gonzalo Pérez Jácome tras saberse que la Fiscalía ha abierto diligencias para determinar si pudo cometer alguna irregularidad cuando hace un año ordenó inutilizar los bolardos que regulaban el acceso al casco viejo de la capital ourensana. El alcalde fue llamado a declarar ante la fiscala jefa de Ourense, Eva Regueiro, a raíz de una denuncia anónima presentada sobre ese asunto. «Sospecho que la hizo un policía local u otro funcionario del Concello por el modo de escudriñar las ordenanzas municipales, buscando lo que no hay», ha explicado Jácome.

Justo ayer se cumplía un año de la rueda de prensa que el alcalde ofreció en la calle Santo Domingo. Pulsó el interfono y dijo: «Hola, soy el alcalde de Ourense, le solicito que baje los bolardos de la ciudad y no los vuelva a subir». Aquella decisión, que suponía cumplir con una vieja promesa del regidor, fue adoptada, según la denuncia, sin informes técnicos que la avalasen, incumpliendo por tanto la ordenanza de tráfico y sin sustituir ese sistema de control de acceso por otro. Jácome asegura que actuó conforme a la ley y califica la denuncia de «cobarde» y de «surrealista». Cree que fue llamado a declarar únicamente para cumplir con el procedimiento establecido en este tipo de casos, pero se mostró convencido de que el asunto acabará archivado.

Pese a ello, el PSOE ya ha pedido su dimisión y tanto ellos como BNG y Ciudadanos resaltaron el caos de tráfico que originó la bajada de los bolardos. El PP mostró, por su parte, su «máximo respecto» ante este y cualquier otro procedimiento judicial.

«Hola, soy el alcalde de Ourense, le solicito que baje los bolardos  de la ciudad y no los vuelva a subir»

La Voz

Pérez Jácome escenificó el fin del actual sistema de entrada al casco antiguo de la ciudad

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, escenificó este miércoles la bajada de los bolardos de acceso al casco antiguo de la capital, con un acto simbólico en el que él mismo ordenó al policía encargado de abrir los pasos, su cierre definitivo: «Soy el alcalde de Ourense, quisiera solicitar que baje los bolardos de la ciudad y que no los vuelva a subir, que queden desactivados. De forma inmediata». Y decidió hacerlo el miércoles de ceniza, y no otro día, por su significado. «Hoy, a 26 de febrero del año 2020, miércoles de ceniza, polvo eres y en polvo te convertirás, y este es el día en el que matamos a los bolardos asesinos», dijo. Y así lo hizo.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jácome, ante la Fiscalía por la bajada de los bolardos