Áreas de servicio, a medio gas

Camioneros y viajantes se adaptan a las restricciones en plena  A-52


ourense / la voz

«Se notó bastante sobre todo por tener el bar y el restaurante cerrados, aunque servimos comidas para llevar», dice Iván Casal, del área de servicio Antela en la A-52 en Xinzo. Afirma que los camioneros son los más perjudicados por las restricciones del covid: «Tienen que comer dentro del camión con un táper, no pueden descansar y, además, no se relacionan. Nosotros dábamos muchas comidas al día y ahora... Los servicios los seguimos dando, pero dentro no pueden estar». Fuera del recinto está José Manuel Rogel, con un café y un bocadillo que acaba de comprar. Suele hacer la ruta ente O Carballiño y Benavente. «Soy cliente habitual y me toca parar aquí para comer y ahora me consuelo con esto. Ellos también pierden mucho», lamenta.

José Antonio Tovar Jara viaja desde hace cinco años desde Murcia a Galicia para traer fruta. Lo hace cada quince días y vende en las estaciones de servicio. «Vamos donde hay bares de comida para llevar y hacemos como podemos. Hay que buscarse la vida y sufrir día a día. Ahora hace buen tiempo pero cuando llueve es fastidiado estar en la calle comiendo o con un café. Los camioneros estamos aquí y no se piensa en nosotros, menos mal que ahora nos dejan entrar en los aseos». Cerca hay otro profesional. Él viaja desde Tui hasta Francia. «Lo llevo más o menos bien porque la empresa ha puesto un microondas en el camión y traemos comida preparada para tres o cuatro días, por si acaso. En casi todos los sitios está la cosa igual y se encuentran pocos lugares donde poder descansar», relata.

La dueña de un hotel en la A-52: «A nosotros nos han salvado las obras del AVE»

En las áreas de servicio también hay establecimientos hoteleros que permiten a los viajeros descansar para seguir al día siguiente. Uno de ellos, en la A-52, es Miravalle, en el concello de San Cibrao das Viñas. Montserrat Gómez es la gerente. «Nosotros no hemos parado de trabajar, porque le hicimos ver en su día al Gobierno que si dejábamos de trabajar la gente se quedaba a dormir en la calle. Por ejemplo, una vez hubo una avería en una central y vino alguien de otra parte de España que tuvo que certificar dónde se iba a alojar. A nosotros nos han salvado las obras del AVE, hemos tenido que atender a los trabajadores que ya estaban con nosotros», explica. Gómez señala que es necesario mantener esos servicios mínimos. «Y los camioneros necesitan hacer paradas», apunta. Han notado un bajón de clientes y han tenido, también, que adaptarse a las medidas covid. «En el hotel seguimos trabajando todos. Aunque aquí también venían turistas, es un sitio muy bien ubicado para personas que trabajan y esas son ahora las personas que se pueden mover. Lo único que podemos hacer es trabajar y trabajar, todos unidos con ánimo y ganas y poniendo nuestras esperanzas en los científicos», dice. Junto al hotel hay una cafetería y un restaurante, con todas las mesas retiradas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Áreas de servicio, a medio gas