Distancia social


Otra vez fútbol. En directo, en O Couto. Los optimistas llegamos a pensar que la temporada empezaría con público y con la pandemia como un incómodo recuerdo, pero no es así. El covid-19 sigue apretándonos y plantea pruebas para las que no estábamos preparados, así que debemos superarlas adaptándonos como nos sea posible.

El Ourense CF se esmeró en extremar los cuidados para que se cumplieran las normas de una ciudad confinada y el balompié pudiera volver a ser ese entretenimiento que va más allá, convertido en motor socioeconómico que de modo directo o indirecto también mejora el nivel de vida de muchas familias. Solo éramos 75 afortunados -incluidos los cronistas-, una cifra que confiamos en incrementar pronto, sobre todo porque significaría que las restricciones no sean tan severas, en proporción al descenso de las estadísticas de contagios.

Eso sí, la distancia social en las gradas, la mascarilla, la prohibición de fumar -sí podemos dejarlo-, o el bar cerrado son características que -al igual que en otras facetas de nuestra vida- seguirán cambiando nuestro fútbol de siempre, al menos por un tiempo más.

Mientras tanto, alivia saber que esos hombres de verde representativos de O Carballiño van a luchar por todo este año, que el Barco sigue navegando a toda vela o la apuesta por la juventud de la UD Ourense no era un socorrido farol. Hasta es posible que me aprenda pronto el nuevo once de un Ourense CF que dejó ver cosillas, aunque van retrasados al cruzarse con el maldito virus. Siempre lo dije, los deportistas serán de los primeros en vencerlo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Distancia social