A la guerra


Ourense / La Voz

Chirría todavía esa coletilla de que la sociedad está en guerra. Chirría hasta el vocabulario del día a día, heroico a la americana en una superproducción de Hollywood. Se habla de un «enemigo» y de los sanitarios como primera línea del frente contra el coronavirus. Como si fuesen peones sobre el tablero de ajedrez, es fácil buscar equivalencias con un conflicto bélico, aunque conozco a pocos médicos y enfermeros que lo acepten o gusten de ello.

Las guerras suelen ser impuestas. Nadie las espera, pero se cocinan a fuego lento, arrasan pronto con todo y dejan un rastro intergeneracional que, a buen seguro, ninguno de los que las sufrió deseaba. Las epidemias, mientras, parecen más desastres naturales que ponen a prueba la responsabilidad colectiva e individual. Quizá sea una sensación personal, pero han pasado los meses y supongo que se interiorizó que los sanitarios son el escudo de todos mientras la vida de los demás sigue su curso. Y la vida debe seguir adelante, eso es cierto, aunque no veo épica alguna en poner a prueba de nuevo los cimientos del sistema de salud, que recibió un soberano puñetazo en marzo y lleva años aguantando bofetadas cuando se habla de «gasto» y no de «inversión». Y es que hay palabras que, con la costumbre y el paso de los años, las carga el diablo.

Quizá hasta ahí nos hemos equivocado, y es para sonrojarse. Me pregunto cómo recordaremos esta etapa dentro de un siglo. ¿Como el año en el que la naturaleza puso en jaque a la sociedad que conocemos? En todo caso, no creo que sea como una guerra. Pero si algo es seguro, es que en los libros de texto no habrá héroes. Solo el número de los que se fueron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

A la guerra