La ceguera


Un inesperado exceso de luz deslumbró la cotidianidad de las listas electorales. Mientras que en la capital tenemos hasta quince (y solo la de Vox está encabezada por una mujer), la Junta Electoral de zona acaba de echar abajo la opción que se planteaba desde Xuntas por Xinzo, compuesta por un total de trece féminas. El motivo es obvio: se incumple la paridad electoral que persigue equilibrar la presencia de hombres y mujeres en el ámbito de la representación política. Sin embargo, Albina Rodríguez (que lidera la lista aspirando a la alcaldía del municipio ourensano) afirmó que la formación ya ha presentado un recurso ante la resolución.

Esta paridad -según recoge la Ley Orgánica del Régimen Electoral General- implica que los candidatos de uno u otro sexo no podrán estar representados en menos del 40 % (exceptuando a los municipios con menos de 3.000 habitantes). También se establece en el texto legal que las Comunidades Autónomas «podrán establecer medidas que favorezcan una mayor presencia de mujeres en las candidaturas que se presenten a las elecciones». No hay margen para dudas. La lista de Xuntas por Xinzo no cumple con la legalidad. Y la que escribe estas líneas no entiende el recurso presentado ante la resolución.

A veces parece que el éxito, en sus fases iniciales, no es más que eso: un deslumbramiento próximo a la ceguera. A veces, un triunfo mal llevado es el peor de los fracasos. El feminismo es equidad. Para ambos sexos. A ver si ahora le vamos a dar motivos -absurdos- a los que se describen como «persona, ni feminista ni machista» para ponernos más piedras en el camino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La ceguera