Emociones


La Semana Santa dispara una serie manifestaciones muy íntimas, por todo lo que representa en el aspecto religioso -de modo indiscutible-, lúdico -para quienes lo ven como un simple período vacacional- y hasta en el afán de romper la monotonía con proyectos que no logramos cristalizar en otros momentos del año.

En infinidad de localizaciones de nuestra provincia podremos ver actos de culto de un notable interés, seguidos con devoción o con la simple curiosidad de quien reconoce el peso de las emociones.

Tampoco nos faltará el apasionado trabajo de deportistas como los que componen el Club Marusia, que trasladarán a Ourense a lo más granado de la gimnasia rítmica, desde la selección española absoluta a la entrenadora rusa, Iana Lukonina. Serán jornadas de esfuerzo de los padres de las criaturas y de los integrantes de una estructura deportiva cada vez más pujante. Realmente emotivo.

Y, por supuesto, fútbol. Ni en vacaciones se para y por la tele arrancamos ayer con el Madrid, seguimos con la Champions y continuamos con la Liga. Hasta tendremos derbi en O Couto: UD Ourense-Barco. ¿Quién nos ofrece más? Seguimos con opciones -claras- de colar a un equipo en la promoción de ascenso a la Segunda B. El que no lo vea emocionante no tiene sangre en sus venas.

Pero si hasta tendremos baloncesto para el domingo de resurrección. El COB está muy vivo, porque su capacidad para emocionar a la parroquia del Pazo sigue en aumento. Con el Palencia jugará lo que ya casi es un duelo de play off. Yo me quedo esta Semana Santa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Emociones