La perrera de O Carballiño perdió 88 perros en dos meses

En el 2009 salían a la luz las fotos de los animales muertos. En el 2016, los acusados fueron abueltos


Una fosa llena de perros muertos, cubiertos de cal. Esa fue la imagen que distribuyó hace hoy diez años la asociación Amigos da Terra. Correspondía a la perrera de O Carballiño dependiente del Concello. Siete años después de que ocurrieran los hechos, en el 2016, cinco personas fueron acusadas y tuvieron que responder por los delitos denunciados por la asociación ecologista Matar por Matar, non. Dos agentes del Seprona que hicieron una inspección en el recinto en marzo del 2009 aseguraron en el juicio que encontraron numerosos cuerpos de perros muertos en un agujero excavado en la tierra, de tres metros de largo por dos de ancho. Ambos coincidieron en que dentro «había bastantes cadáveres, algunos en estado de putrefacción y otros no, algunos cubiertos con cal viva. También había cachorros y perros con heridas recientes, incluso se veía sangre fresca». Los acusados fueron absueltos, por no poder probarse el maltrato ni considerar el juez que fueron muertes «excesivas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La perrera de O Carballiño perdió 88 perros en dos meses