Responsabilidad


Quedan más de tres meses para las elecciones municipales y yo ya estoy empezando a sufrir el síndrome pre-campaña. Las espadas (sobre todo las de la demagogia) ya se están afilando de cara a la cita con las urnas y desearía que pudiéramos saltarnos las promesas, los mítines y los «ytúmás» que nos van a consumir. No nos hacen falta banderolas, bolígrafos de propaganda ni cantos de político. Lo que nos hace falta es que los que aspiran a gobernarnos sean conscientes de que la mitad de los ourensanos creen que la ciudad está peor ahora que hace cinco años. Y que reparen bien en los suspensos con los que los ciudadanos valoran su trabajo (tanto el de los que gobiernan, o lo intentan, como el de los que hacen oposición).

A tenor de la encuesta de Sondaxe que La Voz publica este fin de semana las cosas pueden cambiar cuando pase el mes de mayo. Pero, ¿cuánto? La demoscopia nos dice que el PP bajaría un edil, el PSOE lo subiría, Democracia Ourense caería en dos y Ciudadanos entraría con otros tantos. Pero hay que tener en cuenta una cosa: distintos números, distintos colores, pero misma situación de ingobernabilidad.

Así que la responsabilidad de cara a la próxima cita con las urnas no es solo de quienes tienen su nombre escrito en las papeletas sino también de quienes vamos a elegirlas y depositarlas en una urna. Otra cosa es lo difícil que pueda resultar ejercer esa responsabilidad, tal y como están las cosas. De que los elegidos se apañen entre ellos una vez pasadas las elecciones ya nos podemos olvidar. Así que a ver cómo somos capaces de dibujar con votos el Ourense que nos merecemos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Responsabilidad