Cancha


La definición de cancha nos ciñe al local o espacio destinado a la práctica de determinados deportes o juegos. Una acepción que podría resultar hasta aburrida fuera de los emplazamientos más sureños de América, donde la cancha -además del simple vínculo con el fútbol- se extiende, por ejemplo, a un terreno, espacio, local o sitio llano y despejado; cuando no a un corral o cercado espacioso para depositar ciertas mercancías e incluso a la habilidad que se adquiere con la experiencia.

Volviendo al deporte rey, la mayoría de ustedes habrá oído que los deportistas del cono sur son cancheros, por su alto nivel de competitividad y lo bien que se mueven en «el otro fútbol», esos intangibles que nunca son reflejados en las estadísticas, moda exportada del deporte-espectáculo más propio de las latitudes más norteñas de América.

Por estos lares de la Europa sureña, y por mucho que nos pese, la cancha es aquello que a veces -demasiadas- echamos en falta. Vale que los más veteranos recordamos que antes los niños eran capaces de jugar en cualquier lameiro, pero asumido que ya avanzamos por el siglo XXI a velocidad de crucero, bien es cierto que ciudades como Ourense -y su provincia, por extensión- aún presentan un déficit en cuanto a instalaciones deportivas. Si fuimos tardones en lo del césped artificial, ahora resulta que cada vez hay menos campos de hierba natural en debidas condiciones. Y valga el ejemplo del esfuerzo realizado en A Carballeira, para que el hockey en línea siga con su ascenso, o en Oira para que el volei playa repunte. Que cunda el ejemplo. Solo necesitan infraestructuras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cancha