El impulso a los grandes proyectos de Ourense, en manos de Pedro Sánchez

El PSOE deberá de decidir, entre otras cosas, si recupera la estación de Norman Foster

.

Ourense

Los problemas y necesidades de la provincia también dependían de lo que ocurriera ayer con la moción de censura que acabó por desalojar del poder a Mariano Rajoy. La ejecución de los grandes proyectos del Estado en Ourense está ahora en manos de Pedro Sánchez. Aunque el nuevo presidente del Gobierno ha prometido respetar los presupuestos aprobados recientemente por el PP, el impulso a las infraestructuras que aún no están licitadas depende de la voluntad política. «Estaremos vigilantes ante los compromisos con Ourense que reflejan los presupuestos del Estado», advertía ayer el presidente de la Diputación y del PP ourensano, José Manuel Baltar.

Una de esas obras aún por licitar es la parte que corresponde al Gobierno central en la nueva estación intermodal de la capital provincial. El portavoz del PSOE local, José Ángel Vázquez Barquero, siempre ha calificado el proyecto actual como un «pendello». Los socialistas defienden el diseño inicial del prestigioso arquitecto Norman Foster, pero los populares aseguraban que era inviable.

Tal y como remarcaba ayer el líder de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez deberá aclarar si sigue adelante con el proyecto tal y como quedó encauzado por el Ejecutivo de Rajoy o, si por el contrario, recuperan el que hizo Foster en su día. Un nuevo cambio en los planes de Fomento podría retrasar esta obra, además de implicar dificultades técnicas ya que la parte que corresponde a la Xunta (la terminal de autobuses) ya ha sido adjudicada y las obras comenzarán este mismo mes.

En general, la finalización de la conexión de alta velocidad con la Meseta queda ahora en manos de Pedro Sánchez, que tiene ante sí el reto de cumplir con el plazo del año 2019 para su entrada en servicio. No será fácil teniendo en cuenta que el PSOE ourensano duda que técnicamente sea posible cumplir con ese compromiso. De los socialistas también depende ahora garantizar la ejecución de la variante exterior. Aunque el PP siguió adelante con su tramitación ese tramo aún no ha sido licitado.

Presupuestos y UME

Al asumir los presupuestos que dejó aprobados Mariano Rajoy, a Pedro Sánchez le quedará escaso margen de maniobra, pero algo sí podrá hacer. La crisis económica fue uno de los motivos que llevaron al PP a reformular la estación intermodal diseñada por Norman Foster y lo mismo ocurrió con la sede para la Confederación Hidrográfica. Las cuentas que dejaron los populares recogen una partida de 2,7 millones para esa obra. El PP desechó por su coste el proyecto elegido en su día en un concurso de ideas y decidió hacer algo más modesto, pero ahora el PSOE de Sánchez podría recuperar el diseño inicial, en las proximidades del nuevo Pazo de Xustiza.

Menos complicaciones debería haber para la ejecución de obras en las que básicamente existe acuerdo entre el Gobierno saliente y el entrante, como en lo que respecta a las autovías pendientes (la A-56 a Lugo y la A-76 a Ourense). En todo caso, los socialistas criticaban la lenta ejecución de estos proyectos por lo que, en consecuencia, ahora deberían acelerarse. El PSOE recogió algunas de esas reivindicaciones en sus enmiendas a los presupuestos de Rajoy y lo mismo hizo con otras actuaciones pendientes. Los socialistas reivindicaban, por ejemplo, más dinero para la rehabilitación del Museo Arqueolóxico, para el que solo se han previsto 400.000 euros de inversión en este año 2018.

El tiempo deberá aclarar qué ocurre con todos esos proyectos y con otros como el de la reforma de la plaza de Abastos. Para la obra había una subvención del Estado, pero el interventor puso en duda su vigencia después del retraso en la actuación. El líder de DO también aprovechó ayer para dirigirse al PSOE y preguntar si la ayuda corre peligro o no, algo que deberá aclarar el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

Del mismo modo, en manos del nuevo presidente y su equipo quedará la decisión sobre la reivindicación de crear en Ourense una base de la UME (Unidad Militar de Emergencias). El secretario provincial del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, ha convertido esa propuesta en su proyecto estrella y ayer mismo remarcaba que «será un Goberno do PSOE en Madrid o que resolva a petición». La iniciativa socialista -respaldada en la Diputación por PP y DO- había sido explícitamente descartada por el Ejecutivo de Rajoy.

Jácome recibió un no a su moción de censura el mismo día en que triunfó la de Madrid

El mismo día en que Pedro Sánchez confirmó que presentaría una moción de censura contra Mariano Rajoy, el líder de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, anunció que haría lo mismo en la ciudad para tratar de desbancar al popular Jesús Vázquez de la alcaldía. El portavoz de DO trataba de presionar a los socialistas comparando la situación política a nivel estatal con que existe a nivel local, pero -al igual que habían hecho en el pasado- el PSOE volvió a frustrar los planes de Jácome para convertirse en alcalde. Ayer, curiosamente el mismo día en que Pedro Sánchez sacaba adelante su moción de censura, los socialistas ourensanos insistían en su rechazo a esa misma operación en Ourense.

La decisión ya la había avanzado el recién elegido secretario general de la agrupación local del PSOE, José Ramón Fernández Morgade, pero la ejecutiva socialista se reunió de todos modos para debatir sobre la propuesta del líder de DO. Por unanimidad se acordó que «non existen motivos para variar o acordo tomado no seu día de dicir que non a unha moción de censura». Así lo hace reflejar el escrito que el PSOE entregó ayer a Jácome.

La respuesta no gustó al portavoz de Democracia OUrensana. «Esta carta simboliza la contrariedad de discurso del PSOE, su no criterio... ¿Cómo se puede el mismo día que Sánchez es presidente por moción de censura contra el PP, en Ourense decir no a la moción de censura contra el PP? La gran diferencia es que en la que dijeron sí es porque ellos llevaron el sillón, luego la corrupción del PP o la parálisis de Ourense no les importa», dice Jácome, que asegura que mantiene en pie su intención de celebrar un pleno extraordinario sobre el tema. En él se verá el «doble discurso» del PSOE, asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El impulso a los grandes proyectos de Ourense, en manos de Pedro Sánchez