Manifestantes a prueba de cuestas en ruta hacia el hospital

La manifestación de la Intersindical Galega terminó frente al CHUO para apoyar a los trabajadores de Ferrovial en huelga


ourense / la voz

Podría pensarse que proponer una manifestación en permanente cuesta arriba durante cerca de dos kilómetros, restaría entusiasmo a los potenciales seguidores; pero lo cierto es que no se percibió mengua en la manifestación de ayer de la CIG, que cambió el recorrido habitual y enlazó la Praza Maior con el CHUO. El complejo hospitalario se ha convertido en un escaparte de resistencia sindical para la CIG a raíz de la huelga que mantienen desde hace dos meses los 14 miembros de la plantilla de Ferrovial en el servicio de mantenimiento. Aunque el concluir allí no solo pretendía inyectar moral a un grupo de trabajadores enfrentados a una empresa potente; también buscaba incidir en la idea de que la labor sindical va más allá de lo puramente laboral y debe abarcar los derechos sociales. Así se plasmó en el discurso final. La cita repasó otros conflictos; como el de Ataúdes Hijos de Luis Chao, a cuyos trabajadores les deben cinco nóminas -que también tuvieron presencia en la de CC.OO . y UGT-; o el malestar por la sentencia de La Manada. Pero principalmente sirvió para calentar motores de cara a la huelga que planea la CIG para junio.

Media hora más tarde, desde la plaza de Concepción Arenal, arrancó la manifestación de Comisiones Obreras y UGT, que finalizó en la Subdelegación del Gobierno, en donde se leyó un manifiesto conjunto. Además, hubo una tercera marcha de ourensanos no acordes con los sindicatos mayoritarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Manifestantes a prueba de cuestas en ruta hacia el hospital