La sala de bodas del edificio judicial se reconvertirá sin haber sido estrenada

No se celebró ni una sola ceremonia desde la inauguración en la primavera del 2015


ourense / la voz

Es el fiasco más visible. La creación de una sala de bodas, suficientemente separada del edificio principal para no mezclar ramos de flores con conflictos, era una de las novedades de diseño que traía la renovación de instalaciones judiciales en la capital con la nueva y muy polémica construcción de O Couto. Cambiará de uso sin que en más de un año, desde la inauguración del inmueble, se haya celebrado en este salón multiusos, como también lo denomina la Xunta, ni una ceremonia. El gobierno gallego confirmó ayer que el local lo ocupará el Colegio de Procuradores, como parte de una amplia reordenación que trata de superar las lagunas y deficiencias funcionales que presenta y arrastra este edificio.

La construcción de una sala de bodas no es el único desajuste que ha precisado arreglo. Transcurridos los primeros meses sin uso alguno, las críticas generalizadas por la desacertada ubicación de la Oficina de Atención ao Cidadán y la necesidad de buscar mejor acomodo a esta dependencia, hizo que algunas miradas se volvieran hacia el exterior. No parecía muy recomendable. Entre otros motivos, por razones de seguridad, con lo que se descartó la opción, a pesar de que en algún momento se le concedían bastantes posibilidades.

Las hojas del calendario seguían cayendo y la sala continuaba no solo vacía, sino sin uso. Transcurrido más de un año, entre el juez decano, los representantes sindicales y la jefatura territorial de la Xunta le han encontrado utilidad. Será ocupada por el Colegio de Procuradores. El acuerdo está tomado desde la semana pasada, pero la Xunta esperó hasta ayer para confirmarlo.

La propuesta suscitó un vivo debate entre los procuradores. No todos lo veían claro, pero la decisión está tomada. Para Ricardo Garrido, el decano, todo son ventajas, desde la ganancia real de espacio hasta la posibilidad de acceder a deshora sin tener que estar pendientes de los horarios del edificio principal.

Con todo, desde la Xunta aún no han dado respuesta a la demanda de traslado de la Oficina de Atención ao Cidadán.

El traslado de los procuradores evita que su oficina sea una zona de paso

Que los procuradores encuentren mejor acomodo beneficia a este grupo profesional. Y corrobora, en opinión generalizada y compartida por los funcionarios y usuarios de la discutida contrucción, que el conjunto se diseñó de espaldas a la realidad y a las necesidades reales. El hecho mismo de que la dependencia que hasta ahora usan los procuradores en el sótano del edificio principal, al lado del Registro Civil, fuera utilizada como zona de paso hacia el área reservada, corrobora las dudas que desde la inauguración del edificio hicieron llegar a la administración los representantes sindicales y el juez decano, Leonardo Álvarez. Al anunciar ahora la reorganización de espacios en el sótano, la Xunta indica que se hace «co fin de poder crear un corredor que facilite a comunicación entre a zona restrinxida e a común deste andar, actuación recollida no plan de obras menores nos edificios xudiciais para 2016».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La sala de bodas del edificio judicial se reconvertirá sin haber sido estrenada